Antígona: Nadie conoce el verdadero corazón de un hombre hasta no verle en el poder.

Published On septiembre 12, 2012 | By Kä Volta: Redacción | Featuring, Teatro

El escenario impone, incluso cuando – distante de él – pretendes montarte como simple espectador. Las voces susurran, las luces se esconden mostrándose a la mitad de su intensidad, la música arrulla y los mortales quedamos expectantes ante lo que sucederá. Un jardín de arena y la música de un tambor marcan el inicio de una aventura, una aventura que nos llevará a Tebas, en Grecia.

En un territorio lejano y en otros tiempos, la historia de Antígona toma vida para luchar por un digno entierro a su hermano Polinices, en medio de una sociedad donde los honores fúnebres son de suma importancia llega hasta nosotros la representación de esta bella historia de la mitología Griega, bajo la dirección de Miguel Lugo y con las actuaciones de Luna castillo y Betsabé Alfonzo que son nuestras guías en medio del escenario y mirándonos directamente a los ojos en cada una de las escenas nos envuelven en el mito de Antígona, una versión libre de José Watanabe, donde la emulación de espacios y los personajes son responsabilidad de sólo dos personas (en el escenario). Detrás de ellas hay un gran grupo que hace posible la realidad de esta propuesta.

Con la capacitación en expresión corporal a cargo de la bailarina Gabriela Cuevas Abitia, con la música original del mexicano Alfredo Sánchez y el vestuario de Sara Isabel Quintero, nos encontramos con una puesta que nos hará pensar y reflexionar en medio de un escenario íntimo que nos habla al oído cada una de las palabras de Antígona y de Ismene, haciendonos sus cómplices.

Antígona es una historia de lealtad, de hermandad y de fidelidad a la propia sangre, nos enseña como es que los seres humanos somos capaces de traicionar cuando tenemos frente a nosotros el poder.

Nadie conoce el verdadero corazón de un hombre hasta no verle en el poder, con la capacidad de decidir y que su voz sea ley; nadie conoce el verdadero corazón de un hombre hasta que reflexiona de sus actos para enmendar sus errores, cuando quizá ya es tarde; nadie conoce el verdadero corazón de un hombre hasta que ve la sangre derramada en sus manos; nadie conoce el verdadero corazón de un hombre hasta que mata… aunque sea de forma indirecta.

JuanRoberto Hernández
@RobertoHache

Teatro experimental (Calzada Independencia Sur S/N, Col. Núcleo Agua Azul, Guadalajara,JAL)
Viernes 20.30 hrs. y sábado 19.00 hrs. durante Septiembre

 

Like this Article? Share it!

About The Author

Comments are closed.