UNA COMEDIA PASADA DE MODA: Risa con un sabor a nostalgia por el amor que llegará.

Published On septiembre 18, 2012 | By Kä Volta: Redacción | Featuring, Teatro

De repente me cuesta mucho trabajo ir a puestas en escena locales porque de un tiempo para acá muchas de ellas o no tienen un diseño de imagen atractivo,  o tienen uno que no dice mucho de lo que es la obra, o el que tienen parece que lo hicieron en paint, o creen que es cosa menor la manera en que el público se acercará/interesará a ver su producto.

En mi lógica yo digo: “si ya le invertí mucho, tanto en dinero como en tiempo, pues porque no invertirle un poco más en pagar un buen diseñador para que haga esa parte.” Creo que el teatro actualmente debe echar mano de muchas estrategias de la mercadotecnia, la publicidad y relaciones públicas para poder hacer un producto exitoso de su puesta en escena; exitoso en cuanto a la asistencia de gente que no esta acostumbrada a  ir al teatro.

Pues bien, esta vez estoy muy contento por una obra de teatro a la que asistí. Tenía muchas ganas de verla simplemente por una fotografía que vi en Facebook antes del estreno: La escenografía de la obra.

 No tenia ni idea de que se trataba, pero al ver la fotografía de la escenografía nada apantallante pero con cada elemento en su lugar,  con un diseño de luces que resalta cada aspecto y  espacio representado. 

“Una comedia pasada de moda” Basada en la obra de Aleksei Arbusov  con la adaptación y dirección de Julia Testa, con la producción de Proyecto 4to estudio producciones, llega una historia desarrollada en la Rusia socialista de los años 60´s, donde el amor que siempre hemos buscado, y ese amor que creemos es con el que pasaremos el resto de nuestras vidas, llega, incluso después de los 50 años.

 Con las actuaciones de Patricia Lupercio y  Jesús Hernández donde nos narran una historia de amor muy tierna entre dos personas que creen que ya han vivido su vida, sin embargo el destino les otorga una nueva oportunidad para volver a ser felices y ahora sí, pasar el resto de sus años juntos. Siendo nosotros de los encuentros furtivos y hasta cómicos que los llevan a crear su propia historia de amor.

Quiero hacer especial énfasis en el vestuario que  me parece que esta cuidado de una manera muy, muy linda, donde ella sale con unos vestidos hermosos, creo que al menos conté 5 cambios de vestuarios íntegros de pies a cabeza. Los escenarios pequeños con maletas, perfumes, sillas,  libreros muy bien ambientados y coordinados a mi parecer, y un diseño de iluminación que aporta mucho (muchísimo) en ciertos momentos de la historia, para crear un concepto visual que a mi me parece muy lindo. Ahhh, y la música también un acierto más que abona al íntegro de la puesta.

La verdad, el único inconveniente pequeño (muy pequeño) que le pondría serían algunas escenas que por los colores se ven muy vacías y la interpretación de Paty Lupercio que de repente se queda como en un mismo momento durante toda la obra, es decir la noté un poquitín plana; pero la verdad la pareja que hace con Jesús Hernández es una pareja encantadora que en más de un momento desee que se convirtiera en musical para enfatizar las emociones (jejeje soy fan de los musicales jeje).

La verdad es que soy un cursi de lo peor y la interpretación del doctor Rodión me ganó, la relación de amistad que forjan entre ellos y las ilusiones que representa el saber que el amor no es cuestión de edad, que a cualquier hora, día, país y ciclo lunar serán los idóneos para encontrar eso que quizá muchos de nosotros llevamos buscando toda la vida.

 En conclusión, me gustó mucho la obra y si la volvería ir a ver cualquier Viernes de Septiembre a las 8:00 pm en el foro de Arte y Cultura, la entrada es algo que se me  hizo bastante accesible de 80.00 y 60.00 con descuento de estudiante.

Es reconfortante ver una obra con un concepto delineado y con una escenografía de calidad y que creo que no tiene que ver con la cantidad de dinero que se le invirtió, mas sí tiene mucho que ver con la visión de quien la diseño, la imaginación de quien la pensó y el trabajo de un equipo que me ha dejado un muy buen sabor de boca.

 Después de ver un historia tan linda, no me queda más que seguir pensando que no importa que llegue a los 60 años, quizá entonces pueda encontrar alguien que me diga: eres la persona a la que siempre había buscado.


Bostezos: 1, pero fue porque iba un poco cansado (jejeje)

(Recuerden que entre menos bostezos,  es que me tuvo más entretenido; a mayores bostezos pues casi casi fui a dormir al teatro.)

Juan Roberto Hernández
juanroberto88@gmail.com
@RobertoHache

Like this Article? Share it!

About The Author

Comments are closed.