Moda & Finanzas

Published On Diciembre 19, 2012 | By Ana Ramirez Morin | Moda
Fotografía de Pinterest.

Fotografía de Pinterest.

Un gran mito es, que para estar a la moda es necesario gastar una fortuna.

Honestamente, yo sí gasto y mucho en ropa y calzado, pero jamas he dejado de pagar los totales de mi tarjeta o no tener dinero para cosas mas esenciales que unos lindos zapatos, por eso quiere compartirles algunos tips que me han funcionado y que también les sirvan antes de que gasten todo su aguinaldo.

Número uno ubicarnos en nuestra realidad, cuanto ganamos y cuanto presupuesto vamos a destinar a ropa y calzado, hay prioridades no vas a dejar de pagar la renta por unos zapatos nuevos. Saca un presupuesto y apegate a él.

Si tus ingresos te permiten comprar ropa de diseñadores reconocidos, compra prendas clásicas por ejemplo vale la pena comprar un little black dress o un abrigo , no compres prendas fosforecentes que en la próxima temporada estarán out.

Procura ir de compras con alguien que te cuestione, ¿lo necesitas? ¿no tienes ya algo muy parecido? Ve con una amiga que sea objetiva y te ayude a hacer un filtro de todo lo que quieres comprar.

Olvídate de comprar ropa a meses sin intereses, esa ropa pasara de moda antes de que termines de pagarla, aprovecha esas promociones para electrodomésticos, muebles e incluso para artículos de uso personal pero quizá una bolsa que estará contigo varios años y la usaras prácticamente diario.

Quizá esta por demás decirlo pero haz un buen uso de su tarjeta de crédito, es buen instrumento para “jinetear el dinero” pero no es una extensión de tu sueldo.

No se excedan ahora que hay muchas promociones navideñas que sólo son engañosas y mejor esperen las rebajas y aprovéchenlas con inteligencia.

Like this Article? Share it!

About The Author

Chilanga por nacimiento, tapatía por adopción y actualmente viviendo en Alemania. Master en economía y negocios internacionales, trabajo en la industria de la moda en el área de mejoramiento de procesos y logística, la cual no es nada glamurosa. Escribo como terapia personal por que me divierte, tranquiliza y ordena. Además creo firmemente que no hay idioma más bello que el español para narrar historias. Mis pasiones son viajar por el mundo, probar nuevos sabores y luego intentar imitarlos en mi cocina, tomo fotos de casi todo y me gusta usar zapatos bonitos.