Una Noche Flamingo con RAD / Music Delivery

Published On septiembre 27, 2013 | By Kä Volta: Redacción | Música

Por: Héctor Navarro, Fotografías de Noé Blanco

¿Por dónde comienzas a describir una Noche Flamingo? ¿Lo haces describiendo la excelente agrupación de músicos entre los cuales están Galgo, San Juan Project, American Royalty o Miami Horror? O hablas del impecable sonido o impresionante set de luces que degustamos a lo largo de toda la noche?

Yo comenzaré por hablar de lo perrón que estuvo San Juan Project… si, Galgo y demás previos estuvieron bien… pero la noche realmente comenzó, a mi gusto, cuando los dos (de cuatro) integrantes presentes de San Juan comenzaron a tocar y a cantar. Arturo de la Torre, trompetista y vocalista, tiene una vibra magnífica y  en conjunto con Arturo La Madrid hicieron bailar a los cientos de asistentes que nos encontrabamos ahí.

2Decir que son excelentes músicos hasta esta de mas. Quién no estuvo ahí debo decir: Te lo perdiste compa. Realmente esta banda te hacía brincar, y el hecho de que el piso se moviera algunos breves momentos, me decía que estaba en lo correcto. Unos cascos de Storm Troopers de cierta saga de las galaxias estuvieron en la casi austera mesa que sostenía estos y los artefactos del DJ. No fue hasta que un grupo de chicas se subieron al escenario y comenzaron a hacer desmadre que entendí para que estaban esos cascos y la mesa ahí: Para hacer el desmadre mas padre. El tipo se sube a la mesa mientras canta, las morras bailan pocamadre y prenden a la banda y así continua el concierto hasta que ya casi para terminar, entra invitado el guitarrista de American Royalty. La gente casi enloquece cuando comenzaron a tocar y mezclar en vivo.

Para cuando terminaron, pensé que quizás había visto lo mejor del evento. No podía estar más equivocado.

Una breve pausa después apareció completa la agrupación de American Royalty. Yo creo que una de las cosas que más me impactó fueron los requintos y la vibrante voz de vocalista en “Hungry” y como cambiaban de cantar o tocar a mezclar, justo ahí, sin trucos, enfrente de mis ojos. Yo quería por momentos aventar la cámara con la que grababa y ponerme a brincar y gritar. La iluminación estaba haciendo su parte, el juego de luces iba en perfecta sincronía con los rushes y progresiones de las canciones.20

Tal como antes, cuando pensaba que lo mejor ya había pasado o sería difícil de superarlos. Aparece Miami Horror, el plato fuerte de la noche. Apenas puedo describir la sensación de verlos en vivo. “Sometimes” me hacía mover los pies al tiempo que intentaba encuadrar el siguiente tiro en mi cámara. Josh Moriarty tiene una voz privilegiada. Cuando le veía moverse con fluidez y gracia por el escenario no pude evitar pensar en un comentario de los miembros de los Rolling Stones sobre Mike Jagger donde decían que no habían escogido a Mike como vocal por sus grandes dotes en la voz, sino por la conexión que lograba hacer con el público. Moriarty tiene ambas cosas, una voz privilegiada y logra hacer una conexión electrizante con el público. Se trepo a la estructura del escenario, la gente lo cargo, se trepo a las bocinas… y no perdió el aliento ni un segundo!!.

28

Recuerdo toda la noche como si fuera un sueño.  Son pocos los artistas que suenan considerablemente mejor en vivo que en disco.

Noche Flamingo estuvo plagada de artistas de este calibre. La selección de artistas fue impecable, progresiva, electrizante. Justo cuando pensaba que un artista había sido genial, el siguiente entraba y me dejaba azorado, boquiabierto. Al final, a las 3am, todavía quería más, no quería que Noche Flamingo hubiera acabado.

¡Gracias RAD Music por esta noche y feliz segundo aniversario!

Like this Article? Share it!

About The Author