[Dresses and Chilaquiles]: El pequeño vestido negro.

Published On noviembre 15, 2013 | By Florencia Magaña | Dresses and Chilaquiles

Durante toda mi vida, especialmente en la secundaria, me puse a coleccionar revistas y cada una de ellas tiene por lo menos un articulo de “Básicos”, para el picnic, el verano, la primavera, las vacaciones, el regreso a clases, la navidad, etcétera.

5782401798_cac0a42c47_o
Uno de los que siempre ha sido parecido es el “Básicos en tu closet” y recuerdo varias veces haberme sentado encima de mi cama, abrir la revista en el articulo, tomar una libreta y una pluma y hacer una lista para la próxima vez que a mi mamá o a mi se nos ocurriera comprar ropa nueva.

En la lista incluían siempre zapatos negros, botines, una chamara de cuero, unos jeans azules que pudieran ser tanto formales como informales, una blusa blanca y el pequeño vestido negro (little black dress).

El pequeño vestido negro es un clásico, para cuando no tienes nada que ponerte o te invitan a salir de ultima hora (o con anticipación también), lo ves en las bodas, los XV’s, el bautizo, la comida familiar, en TODOS lados y creo que hasta hay ocasiones en las que te ven feo, cuando no tienes uno.

Y yo no se si se me olvida todo cuando voy de compras o simplemente nunca estuve realmente interesada en comprar tales productos que hoy es día que no tengo ni una sola blusa blanca, ni botines, ni la chamarra de cuero, ni el pequeño vestido negro.

Pero hace más de un mes me tope con un pequeño bazar en Santa Tere con un montón de ropa bonita y zapatos divinos, que ninguno era de mi talla y sigo enojada por eso, pero entre tantas cosas encontré un vestido negro, pase al probador y pensé “Hoy es el día, por fin voy a tener esto” y lo compre y lo use en mi cumpleaños y sigo odiando las fotos en las que salgo porque me veo horrible en ese vestido, mi mamá me advirtió desde que estábamos en la tienda pero son de esas pocas veces en que no quise hacerle caso pero como todas esas veces termine recordándome a mi misma que sigue siendo de las personas mas inteligentes que conozco y que no debo contradecirla.

Pero ahí esta arrumbado el vestido en mi closet recordándome el error cometido y que tal vez las “reglas” no están ahí para acatarlas ya que después de 21 años al parecer mi closet no quiere tener básicos dentro de el y debería escucharlo, o buscar un vestido que se me vea bonito.

Fotografía de: Jessie Barber

Like this Article? Share it!

About The Author

Nunca me he roto un hueso, por lo tanto, no tengo huesos.

Comments are closed.