¡oh sorpresa! ¡la talla que compré no me queda!

Published On enero 30, 2014 | By Kä Volta: Redacción | Qué Me Pongo

Por: Lucero España

Cuando vamos de compras a veces tomamos una prenda de la talla que regularmente utilizamos y la compramos sin probárnosla. Llegamos a casa y… ¡Oh sorpresa!, no es como esperabas

Para quienes sí se prueban la ropa en la tienda y se dan cuenta que la talla que tomaron les queda chica, se nos viene a la mente un pensamiento –en lo que me incluyo–: “¡estoy engordando!”, lo que lleva a una depresión “porque ya no me queda la ropa”. Pero la ropa que llevas puesta es de la misma talla que la que tomaste y te queda bien, ¿qué pasa entonces?.

Lo más probable es que la empresa, por querer ahorrar un poco de dinero, redujo la medida de talla y ¡PUUUM!, ahora sí todas las prendas entran y ya no hay que gastar en más tela. Pero también está la otra vertiente: las medidas de la mujer estándar “se redujeron”.

Por eso lo más sano es no mirar las tallas y buscar la ropa que te quede mejor, en la que te sientas cómoda; pero eso sí, tampoco se trata de no mirar las tallas y buscar la mas pequeña en la que entres, ya que no se trata de estar apretada, eso no le hace bien a tu imagen y a la circulación (tenemos que hacer que llegue oxígeno al cerebro y que la sangre corra libremente).

Que no te dé miedo tomar una talla mas grande cuando quieras comprar alguna prenda, no tiene nada de malo tener un armario con ropa de tallas diferentes, pero también tenemos que tomar en cuenta que hay que cuidar el cuerpo, no dejar de hacer ejercicio y tener una buena dieta. Cuidar de tu cuerpo incluso hará que te sientas mucho mejor y con más energía para ir de compras.

Like this Article? Share it!

About The Author