#DressAndChilaquiles: El primero.

Published On febrero 14, 2014 | By Florencia Magaña | Dresses and Chilaquiles

Dicen que la primera vez que haces cualquier cosa es inolvidable, concuerdo con ese pensamiento, y aunque quisiera remontarme a mis años de adolescencia para pensar en mi primer beso o mi primer novio, en realidad no puedo, porque amabas cosas sucedieron hace no tanto tiempo.

Me dieron mi primer beso en mi cumpleaños numero 17, mi mejor amigo me invito a una pequeña tocada de su banda en un bar del centro, el me compro el boleto y para mi era lo suficientemente emocionante porque era un tributo a Blink-182, una de mis bandas favoritas en aquella época (todavía), y ahí hable con el guitarrista de su banda, que nos acompaño a mi y a mi mejor amiga durante toda la noche de mi cumpleaños, porque, mi mamá me había dado permiso de llegar a la casa a las once, normalmente lo hacia hasta las nueve, y pues nada, yo me había emocionado, discúlpenme, era pequeña, anden, burlense, yo todavía lo hago cuando me acuerdo. Terminamos los 3 en un antro gay, porque fue el único lugar a donde nos dejaron entrar y entre una, dos, o tres cervezas, terminamos besándonos en una esquina oscura mientras mi amiga no podía abrir su cerveza y trataba de encontrar el momento para pedirnos ayuda. Nunca lo he vuelto a ver. Lo se, romántico ¿no?

5449177923_5534636a8e_b

Mi primer novio, fue una historia todavía mas romántica, tenía 18 años e iba a la preparatoria nocturna, en aquellos días me regresaba sola a mi casa, cosa que cambio meses después a la par que cambiaran el tipo de noticias que se escuchaban en los medios de comunicación, el punto es que, es aburridisimo regresar sola a eso de las diez, once de la noche a tu casa, así que me hice de novia a un chico que tenía que pasar por mi casa para irse a la suya, duramos lo que un pestañeo porque era lo que le sigue a celoso. No podía ni verme a mas de 1 metro de él porque dejaba de hablarme, así que termine regresandome sola el resto del semestre, eso me enseño a no ser aprovechada.

Les dije, tengo un alma romántica dentro de mi, lo juro.

De la vida he aprendido que la primera vez que haces cualquier cosa solo te queda disfrutarla, así que que si este 14 tienes tu primer, novi@, primera cita, primer beso, etc. lo disfrutes. Sea como sea quedara en tu mente para el resto de tu vida y en el futuro te servirá de enseñanza y hasta podrá sacarte una sonrisa.

Fotografías de Rae Cabradilla & Amy

Like this Article? Share it!

About The Author

Nunca me he roto un hueso, por lo tanto, no tengo huesos.

Comments are closed.