Sólo en #GDL: De Caricatura

Published On febrero 28, 2014 | By Alejandra Carrillo | Artes Gráficas, Cultura, Cultura Popular, Featuring

Los ves allí. Sentados. Con su caballete enfrente o batallando con un bloc de hojas sueltas. Te has acostumbrado a verlos allí, son parte importante y que no faltan de día y de tarde noche en la calle Venustiano Carranza. Sí, a un costado del Teatro Degollado.

Sin certificado, la mayoría, sin un título ni declaración de patrimonio cultural, estos artistas, retratistas y humoristas (también) salen todos los días al centro de las plazas más recurrentes a tratar de conseguir a algún paseante, turista, peatón o lo que sea, para plasmarlos en una hoja de papel a través de sus caballetes, de una manera que quizá no hace demasiada justicia a la belleza, pero resalta otros aspectos que serán difíciles de encontrar en otros estados o países.

Estas caricaturas llevan muchos años posicionándose como insignia particular tapatía.  Aunque no sean consideradas como

235

artesanías, como tal, son populares por su mensaje de irrisorio y de mofa a las cualidades no tan favorables en las personas.

¿Recuerdas esas típicas camisas que se imprimían en las secundarias al final del curso? Esas en las que todos recibían su dosis de crítica suave e ilustrada. Son parte de la misma genialidad que logran estos emisarios de la caricatura.

Dentro del gremio, de todos los sentaditos con sus lápices verdes y sus letreros y pregones de todos los trabajos a parte que pueden realizar si te sientas cual Emperatriz Carlota esperando una apariencia espigada y obteniendo unos grandes dientes pelados, existen quienes realizan además grandes oleos, acuarelas y técnicas con mucho más trabajo. Sin embargo pintar estas cosas no es periódico, no es redituable ni constante, aunque los ofrezcan como servicio extra a la caricatura.

Esta es una manera irónica de hacer dinero con un talento nato y que puede pensarse como una explotación y ridiculización del arte gráfico y que sin embargo es una manera de echar un vistazo a la situación que ha existido en Guadalajara respecto a estos personajes, muchos de ellos  tienen carreras en las Artes pero terminan realizando retratos y caricaturas por las que cobran realmente poco y por las que la gente, además, regatea.  Y que sin embargo es una rentabilidad mayor a la de esperar un espacio en una galería.

Pese a esta realidad los caricaturistas de todas edades y estilos se encuentran ubicados en la perla tapatía, optimistas y dispuestosa pintarte a ti o a toda tu familia

Fotografías por:

Antonio Zurita

Like this Article? Share it!

About The Author

Soy editora de la sección de Arte y Cultura en la publicación web Kä Volta Reportera en el diario impreso La Crónica Jalisco. Estoy en proceso de combinar mi vida de blogger y mi vida de gente (muy) seria. Me encantan el arte, los libros y los tragos ¡Contáctame! criticacerebral@gmail.com

Comments are closed.