#FICG29: Un recuento de los daños

Published On marzo 31, 2014 | By Kä Volta: Redacción | Cine

Carta Editorial.

Porque estuvimos allí y estuvimos presentes, este es un recuento de las opiniones de nuestros editores en Kä Volta sobre el evento y su organización.

554792_697949526929068_1644938106_n

Ana Volta.- Editora en Jefe

FICG 29, me pareció una edición complicada, y llena de sentimientos encontrados.
Al principio me sentí molesta y digamos – ofendida – por la poca oferta de películas en funciones para prensa (o con acceso a prensa), y que no se nos permitiera el acceso a el resto de películas en otros recintos fuera de Expo, aun cuando habían hecho un riguroso sistema de acreditaciones y selección de prensa, con lo que nos hicieron creer que nos darían por lo menos acceso a un reportero por película. Realmente nos hicimos a la idea de andar en JODA durante diez días, al grado que nos dividimos TODAS las películas para poder abarcar lo más posible del festival, y tener una cobertura total, cosa que lamentablemente no pudimos lograr.
En fin, una vez que se me pasó el berrinche, decidí asistir por lo menos a los eventos que realmente quería ver, por que difícilmente vería esas películas en una pantalla de cine.
Pero de pronto se hizo presente la falta de organización y comunicación entre las sedes, ya que me hicieron ir 2 veces a 2 lugares diferentes para poder adquirir mis boletos para uno de los eventos, les pregunté vía redes sociales y no supieron darme mayor información. Por su puesto, mermaron mis ganas de ir a algún otro.10155790_10151990264288639_1140694410_n
Considero que la oferta de películas en cartelera, eran demasiado desconocida ó por llamarlo de alguna manera “demasiado especializada”, vaya para conocedores, y que se requería de un esfuerzo mayor para que la gente se sintiera atraída. Además liberaron el programa oficial, apenas 1 semana antes de que comenzara el festival. (Ja!, aun no supero el tema de tener que COMPRAR el programa de mano.)
Yo, que si pude hacerlo, debo admitir que, los eventos a los que si pude asistir, me parecieron muy buenos.
Al final me quedo con un sabor de boca algo amargo, ya que en cuestión de comunicación hacia prensa, envío de boletines y el acercamiento que las mismas casas productoras tuvieron hacia nosotros fue muy bueno, aun cuando los accesos para prensa fueron muy limitados.
De todas maneras, agradecemos a los organizadores, por que sabemos que no es fácil llevar un evento de esta índole, y que además tiene varias sedes en la ciudad como en el estado, pero definitivamente les pido que pongan atención a nuestros comentarios. Sí, estaremos presentes en la siguiente edición tratando de hacer que la gente se motive aun más de ver películas que quizá nunca verá en la cartelera pop (por decirle de alguna manera).
923514_697191573671530_2103981543_n
Por cierto… ¿Alguien vio las pintas de #FICG en la ciudad? Por si no supieron quien las hizo… fueron los chicos Drain & X83 de RadixStreetArt, buscalos en instagram.

 

Noé Blanco.- Editor en Música

No me “empape” de la “experiencia” que realmente implica el FICG, sin embargo hay detalles que noté y que compartiré contigo y que confío en que tu sabrás redactar esto de mejor manera.

1- No sé del todo bien si la Expo únicamente fungía como “Central de Medios” o si realmente tenía otra función particular, pero fuera cual fuera el caso a mi gusto era un espacio improvisado. Supongo que no había presupuesto para hacer algo mejor, pero son ese tipo de detalles de baja calidad que demeritan por completo el esfuerzo del festival por lograr ser un evento de primer mundo.El área de las conferencias de prensa en serio parecía de festival de primaria, la Zona de Prensa aunque estaba “equipada” honestamente dejaba mucho que desear; no pido que parezca hotel 4 estrellas, pero si que no tenga las mamparas descubiertas evidenciando que no se les ocurrió ni siquiera como cubrirlas.

2 – No intenté siquiera revisar las propuestas que el festival traía, y sé que su approach va más hacia la parte del cine independiente y  las nuevas propuestas más que enfocarse en cintas que la verdad no requieren realmente participar o presentarse en eventos de este tipo. Sin embargo un festival de cine debe de cubrir todos los públicos y no centrarse únicamente en los pseudo-cinéfilos posers/hipsters que dicen disfrutar del cine de arte por verse cultosos (que estoy seguro eran 8 de cada 10). No digo que presenten blockbusters, pero si que, si realmente pretenden crear una “cultura de apreciación de cine” también consideren al espectador promedio.

1947890_697087267015294_1610159625_n3 – Da un poco de tristeza (por no decir  “pena ajena”) ver que sus “figuras reconocidas” o sus “invitados especiales” son personajes como Kate del Castillo o Kuno Becker , cuya presencia sin duda alguna causó más revuelo que la de la propia María Victoria, que es definitivamente una personalidad que merece mucho mayor reconocimiento por su aportación al cine. ¿Cómo esperan ser tomados en serio si ellos mismos hacen una burla de su evento? Me resulta casi increíble que un festival que ni siquiera sabía que existía como el de Aguascalientes pueda traer a la leyenda de la animación Hayao Miyazaki y el FICG  tenga al wey del comercial de TELMEX. ¿Dónde quedan figuras del nivel de Guillermo del Toro, quien aparte de todo es precisamente Tapatío y que logró  realizar CON SUS PROPIOS MEDIOS una cinta como PACIFIC RIM, que si bien es un churro hollywoodense no demerita su trabajo?. ¿Por que no conseguir aunque sea una video conferencia con Alfonso Cuarón para hablar de Gravity?
Repito, sé que la tirada es darle apertura a los proyectos “indies” que no dudo más de alguno tenga excelente calidad, pero hablamos de agujas en un pajar. Y creo que este medio (el cine) está en un mismo bache que la música como alguna vez platicamos.

4 – He procurado ir al festival al menos durante los últimos 4-5 años, al menos a ver una o dos películas, nunca me he involucrado demasiado en el mismo, porque no soy su target definitivamente (su target en realidad es un segmento MUY REDUCIDO de la población), sin embargo este año que pudo verlo un poco más de  cerca y desde otra perspectiva, me doy cuenta que está en pañales.  Es una burla de festival, y está a años luz de poder portar orgullosamente el título de FESTIVAL INTERNACIONAL de Cine que ahora usa más por costumbre que por mérito.

 

Alejandra Carrillo.- Editora en Arte y Cultura

Fallas en el sistema.

Por mi parte creo que las fallas en el evento fueron más de organización que otra cosa, a lo largo de los años el festival a pugnado por mejorar la la calidad de las películas presentadas y su accesibilidad para acercarlas al público. Sin embargo sigue pareciéndome un tanto elitista, no estoy segura de que culparía al equipo de organización que, al menos conmigo, se portaron de la mejor manera con mucha educación y mucho entusiasmo por resolver situaciones.1231532_693732264017461_1312936285_n

Del lado de prensa y del público el festival sigue dándole preferencia a sus invitados especiales, lo cual no me parece del todo malo, sin embargo quita demasiada importancia a la gente común y corriente que, además, está acostumbrado al cine comercial. En esta parte tampoco se ha intentado acercarse al público previamente para dejarlos visualizar el contenido de la muestra cinematográfica.

Sin dejarse llevar por comparaciones (como a la atiborrada Feria Internacional del Libro) me parece que al FICG le falta mucho acercamiento con la gente, preferencias y extensión de los eventos. La prensa qué, los reporteros de todos modos sacan su trabajo. Pero por el bien de la cultura y del mismo festival deberían apelar por acercar este festival al público, hacerlo popular, preocuparse un poco por lo que ellos quisieran ver, y no estas terribles muestras de “arte” de casi tres horas en las que no pasan nada o le dan vueltas a lo mismo.

Sin embargo, no todo es mal-mal-mal. Me parece que el festival aporta su metro cuadrado de arena al impulsar y apoyar al cine que se hace en México, ofreciendo una esperanza hacia el juicio terrible de que todo lo que se hace en México es Eugenio Derbéz y Marta Higareda, en esa parte me pareció un trabajo noble y bien logrado.

Lamentablemente, y volvemos a lo mismo, se escapará del público general para llevárselos a pequeños estratos de la ciudad. En ese sentido sí, el FICG fue un tanto excluyente.

Tengo fe en que el festival irá mejorando paulatinamente, hasta llegar a llenar la parte desértica de la Expo o, al menos, al punto en el que el programa de mano sea gratuito.

10150538_10152335814379882_2140928210_nY aunque yo disfruté mucho el Festival, sufrí, me emocioné y lloré, me gustaría verlo crecer, verlo ser para todos y de todos.

Soñar no cuesta nada.

 

Ahora estamos esperando a Italia, el país invitado de honor del próximo año, estaremos al tanto de todo lo que suceda.

¡Hasta el siguiente año, Italia!

Like this Article? Share it!

About The Author