Tajín 2014… Escribiendo la historia.

Published On Marzo 27, 2014 | By Adolfo Bedoy | Conciertos, Música

“Don’t look at me like
I am a monster
Frown out your one face
But with the other
Stare like a junkie
Into the TV
Stare like a zombie
While the mother
Holds her child
Watches him die
Hands to the sky crying
Why, oh why?
‘cause I need to watch things die
From a distance…”

 

Recordar, es vivir… Y justo en este momento mientras escribo estas líneas, escucho uno de los mejores discos que he podido paladear. Y el hecho de que muchas de las canciones hayan sido presenciadas en vivo por un servidor, me deja completamente extasiado. Ni más ni menos, hablo del concierto pasado en la cumbre Tajín, el día viernes 21 de marzo de 2014. Definitivamente un día para recordar.

Todo comienza el jueves 20, en la tarde que recorría mis huesos con un calor infernal. Definitivamente no tuve día más caluroso en mi fin de semana cómo ese; y no me refiero a los grados centígrados, sino a la experiencia que pude ser capaz de vivir. Estando en parque rojo, haciendo tiempo para llegar a tiempo a mi cita , se me acerca un vago, un indigente. Ante mi sorpresa no me pide dinero, sino que empieza a contarme la historia de cómo mataron a su hermana, y la impotencia que sentía en todo su ser. No dudo que las drogas que tenía encima no afectaran su juicio, pero ese dolor no puede ser de otro modo más que algo muy real. Al término de su historia y muchas, muchas lágrimas derramadas por este particular personaje, y algunas cuantas de un servidor si he de ser sincero, me pide un abrazo grande. Sólo dije claro, y empezó el evento.

Tal vez suene raro, pero ese evento vino desencadenando muchas cosas más durante la travesía. Por ejemplo el hecho de haber chocado en el autobús a no más de 30 minutos de haber salido de Guadalajara, o la pérdida de mis lentes oscuros, justo antes de llegar de vuelta. Incluso la gente que tuve la oportunidad de conocer durante el viaje, y las experiencias vividas con ellas de una manera tan pasional y entregado. Todo tiene una conexión. Y esa conexión se llama TOOL.

Y vaya que no deseo menospreciar el trabajo de las otras bandas que estuvieron presentes en el festival. Tales bandas como Puscifer, ó Primus; pero de verdad creo que incluso esa triada mística musical pudo ser reunida por este monstruo musical liderado por el señor Maynard. Este evento no tiene precedentes en mi persona.

Puscifer

Arrancamos el evento con la banda Puscifer. Una propuesta alterna de Maynard, con un toque muchas más electrónico. En lo personal, no soy fan de dicho proyecto, pero puedo decir con seguridad que es un trabajo profesional y bien hecho. Y vaya que también tiene mescolanzas raras de digerir. Valdría la pena le echarán un ojo.

Primus

En segundo lugar tenemos a Primus. Esta banda es una favorita de este escritor. La verdad, la calidad técnica que manejan, así como la lirica tan única, y la mezcla de ritmos y melodías tan al estilo del señor Les Claypool, crean una textura de medidas gigantescas en el alma. Cabe destacar su genial juegos de escenografía y luces, pues las pantallas reflejaban escenas de los videos de las canciones  que se interpretaban. Y recuerdo también un discurso dado por Les Claypool, refiriéndose a México cómo un país lleno de magia, energía, y buena gente dispuesta a estar escuchando bandas así. El mismo expresó su total agrado por nuestro país y el evento en el cual estaban pisando

TOOL 1

Por último, llegó el momento que tanto ansiábamos. Ese estado de consciencia que tanto anhelábamos por poseer. TOOL en el escenario.

El juego de luces, láseres y los vídeos mostrado en las pantallas, son dignos de cualquier arte escénico presentado por fuera de la música. La definición de las pantallas, y las historias contadas a través de la música y los recursos visuales, crearon incluso una llamada de atención completamente preparada por la banda. Genios.

El setlist fue más que perfecto en mi opinión, púes si bien cada uno de los fanáticos de TOOL siempre deseamos nuestra rola especial, la selección fue pensada para llevarnos a recorrer una historia llena de tiempos, espacios y la falta de todo ello, dentro de una licuadora universal, y mezclada con un chorrito de consciencia. La mejor bebida para el calor que teníamos, pues 60 000 personas teníamos sed, y ellos con su evento, nos refrescaron la vida. Muchas gracias.

TOOL 2

Like this Article? Share it!

About The Author

Amo la música... El único material del universo realmente confiable y sorprendente...