#CríticosYÁcidos: Discriminación de la lengua en línea

Published On abril 23, 2014 | By Alejandra Carrillo | Críticos y Ácidos

“Cuido las palabras porque con ellas puedo construir un mundo y todo lo contrario”

Rosa Montero

Este es un fenómeno que no he querido entender del todo

Las aberraciones al lenguaje accidentales, a nuestro español querido no son de mi molestia en lo absoluto. Es decir, sí, cualquiera se equivoca. A cualquiera le pasa a veces. Pero no me molesta lo suficiente como para equipararse con estos violentadores de la lengua en las redes sociales.

No existe nada más molesto. No es por considerarme purista, aunque sí, un poco, pero mutilar el lenguaje usando de pretexto la fugacidad de las redes sociales me parece una de las situaciones más terribles que podríamos vivir en nuestros tiempos. Aquí no sé a cuál de las miles de teorías que hay al respecto emplearía como ejemplo. Pero ninguna de ellas son suficientes para permitir el buen uso de los adjetivos o la exclusión de tildes, comas, puntos, mayúsculas etc. No al menos sin darles guerra.

tumblr_mcy5odY0gJ1r7wm33o1_500

Puedo perdonar sin duda un error de dedo, pero jamás las teorías apoyadas en que la velocidad de la comunicación por encima del uso correcto del  lenguaje que implican las redes sociales, por ejemplo. Dejar a la ortografía en otro plano me parece un crimen sin perdón. Y además sin razón. Sigo prefiriendo calidad antes de rapidez. Siempre

Y lo peor. Sí lo peor que se excuse a la aberración ortográfica con la velocidad de las publicaciones, excusas como:  “Es Facebook AQUÍ no escribo bien” “No importa escribir mal, es solo Facebook” “Es que no me alcanzan los 145 caracteres”. O la exclusión de las palabras adecuadas por el uso de los dispositivos móviles (que por cierto también tienen corrector de texto).

La decodificación de un mensaje depende de su claridad en la escritura. Cualquiera que quiera ser tomado en serio debería tomarse la molestia de usar tildes, comas, puntos y respetar el uso de adjetivos, pronombres y sobre todas las cosas la ortografía.  Habría que desconfiar totalmente de un tweet sin espacios, tiempos verbales, y sintaxis.

 

 

 

 

 

El lugar común del error

Desde lo que deforman las palabras (yop, sip, obvi,) pasando por los que discriminan las tildes y las comas, hasta los que escriben HABER en lugar de A VER y terminando con los que nunca aprendieron a diferenciar las “v” de las “b” o las “s” de las “z” y las “c”.

En serio. Las redes implican que se desarrollen ciertas características inusuales en el lenguaje que luego adoptamos en el vocabulario oral y que llevan a que se olviden, sí olvidar, las maneras correctas de hablar y de escribir.tumblr_n41i4zabFp1rmebslo1_500

En la actualidad, por ejemplo, pasa con los anglicismos que se utilizan mucho en las publicaciones que vemos a diario en las redes. Las peores son las que además de ser anglicismo, son abreviaciones como “OMG” “LOL” ROFL” etc. Que además se dicen tal cual, en abreviación. Si ya el anglicismo en sí  “Oh my god” en el español y con acento tapatío es terrible, la pronunciación de la abreviatura “OH EM YI” es terrible. Terrible.

Esto es lo que le hemos hecho al español (y un poco también al inglés) gracias a la rapidez de los 140 caracteres. La necesidad de likes.

La mutilación de la lengua es algo que vemos y hacemos todos los días. La transformación de la comunicación en las redes que, tal vez, siempre hemos visto.

Agradezco a la divinidad, cualquiera que esta sea, que se hayan acabado los tiempos en los que se “adornaban” las palabras usando más letras en una frase para que se viera más larga aunque no correspondieran a la manera correcta (claaaroooo), usando ciertas letras en lugar de otras (qlaro) o números que parecieran letras (cl4r0). ¿En qué carajos pensaban quienes escribían así? ¿Qué querían transmitir?

Asusta pensar que existan esos problemas en la actualidad. De verdad  aterra.

Ya ni se diga citar algo que nadie ingenia. Separar ideas. Ni ser claros.

Cada quién tiene la apertura para hacer lo que le venga en gana con sus portales. Eso es la verdad. Cada uno hace de su léxico un papalote. Pero existen y los vemos a diario aberraciones increíbles que no deberían pasar. Casi todos los navegadores tienen corrector de estilo. ¿Cuál es la excusa?

¿Por qué lo hacen?

La respuesta parece clara, tenemos tremenda carencia en la escritura porque tenemos tremenda carencia en la lectura. No hay más. Esta es la realidad. Y esta mala lectura la fomentan los blogs y páginas en Internet que no respetan estas mismas reglas, diciéndose profesionales cuando no lo son.

tumblr_m1i4jzzKMP1qbogk6o1_500

La alfabetización, sin embargo, no depende de escribir o leer bien. En las redes, basta solo que se te medio entienda.

Sufro con la lengua.

Sufro a diario, con la lengua.

 

 

Like this Article? Share it!

About The Author

Soy editora de la sección de Arte y Cultura en la publicación web Kä Volta Reportera en el diario impreso La Crónica Jalisco. Estoy en proceso de combinar mi vida de blogger y mi vida de gente (muy) seria. Me encantan el arte, los libros y los tragos ¡Contáctame! criticacerebral@gmail.com