LIARS – El revival del “post-punk revival”

Published On abril 15, 2014 | By Kä Volta: Redacción | Música, SobreDO SI LA SOL FA MI RE

liars_mess_pressPACKSHOT

Liars – Mess

(17 de marzo, 2014)

Fue a principios de la década pasada cuando Liars lanzó su álbum debut y el mundo se doblegaba ante las bandas que escribían música que sonaba a nostálgicos suspiros por lo que había ocurrido con lo que quedó del punk al final de la década de los 70’s, aquel efímero movimiento que eventualmente se le llamó “post-punk” y que se convertiría en la gran influencia de la música de los 80’s y el hogar de íconos eternos en la música, siendo Joy Division el más importante.

Cuando tratamos de recordar el post-punk revival y sus orígenes es muy probable que no demos con las fechas exactas de su inicio pero si con el lugar: Nueva York y su vida nocturna, donde los primeros en homenajear a Ian Curtis tomaron por sorpresa al resto y rápidamente se propagaron como fuego en el pastizal. Ahí aparecen Liars, quienes se movieron de Los Angeles hacia Nueva York quizás por instinto o por “llamado musical”, pero aterrizaron en el lugar correcto.

El pasado 17 de marzo lanzaron su séptimo álbum llamado “Mess” bajo el sello Mute, producido por el vocalista Angus Andrew y grabado en No Gold Studios, propiedad de la banda. Han pasado dos años desde que publicaron “WIXIW” y los cambios en el estilo musical que presenta “Mess” son notables. Según una declaración de Angus en la conferencia de prensa del lanzamiento, el proceso de creación de “Mess” fue más “divertido, instintivo y confiado” y eso se nota en el flujo del álbum en su totalidad: bailable, pegajoso, oscuro.

La primera vez que lo escuches seguramente sentirás la necesidad de moverte en patrones rítmicos, poco a poco escuchas la letra y empezará una cadena de explosiones emocionales que culminarán en un agridulce sentimiento de zozobra y satisfacción.

La letra es muy importante en “Mess”, no me he adentrado lo suficiente como para aventurarme a hacer un análisis canción por canción, sin embargo todos los temas tienen como fondo la ansiedad y la falta de certeza cuando la vida se torna problemática, esta temática se repite a lo largo del álbum aunque en algunas canciones como “Perpetual village” aparezca sutilmente en la contradicción entre el título y el contenido. Aun con lo lóbrego que suena en su totalidad, “Mess” ofrece una respuesta optimista a esa temática latente y lo enfrenta al ritmo bailable y fácil de disfrutar de todas sus canciones.

Creo que nos encontramos ante un disco que será mencionado a lo largo del año como uno de los más sobresalientes, aun podemos escuchar retazos de Bauhaus, Joy Division y el new wave que en los 80’s. Ahora solo esperemos a saber de ellos en una gira, ¿México, please?

Like this Article? Share it!

About The Author