Figuras legendarias que siguen cautivando

Published On mayo 19, 2014 | By Kä Volta: Redacción | Featuring, Música, SobreDO SI LA SOL FA MI RE

Reachy Prints

by

Plaid

Año: 2014

Género: Electrónica, IDM, acid

Me recuerdan a: Autechre, µ-Ziq, AFX

El duo británico Plaid, compuesto por Andy Turner y Ed Handley, es uno de esos actos musicales legendarios de gran importancia que a pesar de tener sus décadas de existencia siguen inovando con el paso de los años. Inicialmente formaron el grupo The Black Dog con Ken Downie, agrupación que a final de los 80’s fue pionera en el techno que definió el curso de lo que después se llamó IDM; después de algunos años Turner y Handley deciden enfocarse en Plaid.

“Reachy Prints” es su décimo material discográfico, publicado en Warp Records y será lanzado a la venta el próximo 19 de mayo, producido en su totalidad por Plaid. Hace unas semanas se lanzó “Hawkmoth” como sencillo para promocionar el álbum, un poco después Plaid publicó una convocatoria para que el público mandara remixes del track “Tether” y el ganador se llevaría un paquete con todos sus álbumes en vinil y un instrumento/controlador MIDI.

Tuve la oportunidad de escuchar “Reachy Prints” en su totalidad y me sorprendió, tomando en cuenta el camino que cubrieron con su anterior disco “Scintilli”. Mientras que Plaid es reconocido por el inmenso y esmerado trabajo en la producción, esta vez brillan más en los fraseos melódicos de cada track y la aparente “suave” carga emocional que contienen, los temas en “Reachy Prints” usan la melodía como el portavoz del mensaje mientras que en el segundo plano habita la estructura rítmica, la cual parece orientarse un poco al up-beat más que al glitch.

El corte que más me sorprendió es “Nafovanny”, empieza de manera misteriosa y nostálgica, aparecen unos como pizzicatos de sintetizador como si se tratara de un hielo formándose a gotas, poco a poco (y sin que el escucha se dé cuenta) se va formando un crescendo que alcanza una cúspide intensamente melódica que transmite una emoción específica. Después, como en una especie de aliciente, aparece el track “Slam” que habita entre el techno ácido de Detroit de los ochenta y el IDM más ortodoxo de inicios de los 90, como para acariciar tus sentimientos después de la intensa sacudida que “Nafovanny” te dió.

A mi parecer es un álbum sorprendente, lleno de secretos y que cada que sea escuchado revelará un misterio diferente, además se trata de uno de los actos más importantes dentro de la música electrónica y eso solo significa que vendrán más propuestas interesantes.

Like this Article? Share it!

About The Author

Comments are closed.