Rocket y la habilidad destructiva

Published On julio 18, 2014 | By Alejandra Carrillo | Música

rocket

Este es un perfil que hice hace un año de Rocket, un gran músico de la escena en Guadalajara. Me pareció interesante el desarrollo que había logrado Rocket en tan poco tiempo. Después de haber cumplido un año de esa publicación, la retomo con correcciones y sumas en la trayectoria de este diferente y genial artista de nuestra ciudad.

Muchas gracias a Ben por la entrevista y ¡mucha suerte con todo!

 

Entrevista 

Un sujeto, aparenta ser un sujeto como cualquier otro, a simple vista parece serio y hasta tímido,  es de complexión robusta y tiene unos ojos verdes que siempre están observándolo todo. Sonríe cuando saluda, pero camina en silencio, con esa característica expresión de quién planea algo. Cuando está en la tarima, con todos esos botones, palancas luces y bocinas a su alcance inicia la transformación, lo que produce cambia el semblante de su rostro y deja nacer a una verdadera bestia. 

No sé cómo definir el concepto de Rocket, es algo completamente nuevo, algo que yo no había escuchado jamás, tiene raíces de Electrónica a todas luces pero mezcla algo más:, lo instrumental, lo clásico, con el death metal más pesado. Quisiera dejarlo así, decir que es una mezcla, pero estaría mintiendo, todo el concepto de los géneros que mencioné se incorporan a algo sólo, algo homogéneo que revienta los oídos en un ritmo que es similar a estar aturdido y con hambre, mucha hambre de escuchar más.

Este proyecto inició hace poco más de 4 años, gracias a que un amante de la música eléctronica,  después de varios años de práctica e intensa labor experimental mezclando, decidiera crear un sonido, un ritmo, un género que incluyera todos los que habían marcado su vida hasta entonces, pero de una manera sólida, innovadora que representara lo mismo que ya existía en su interior.

“Toda la vida he escuchado y he sentido gran pasión por la música clásica, el Metal instrumental, y ritmos así más oscuros, entonces me surgió la idea de combinar todos estos generos que a mí me gustan tanto para crear algo nuevo que me hiciera sentir satisfecho en cuanto a lo que yo podía crear y en cuanto a lo que yo quería, que por más que mezclara y mezclara no me hacía sentir en paz con mis ambiciones.  Ahí fue cuando comencé a producir, más que mezclar con todas las herramientas que ya tenía” 

1012435_535575486508962_565718985_n

Los inicios de Benjamín (Ben, para los amigos) en la música se remontan al 2005, cuando conoció la música electrónica, y posteriormente se enamoraría, según sus palabras, de los géneros alrededeor de ella, el house, el techno, entre muchos otros. Después de un período de búsqueda de propuestas que satisficieran su hambre por la música que le gustaba decidió aportar algo suyo, y poco a poco se desarrolló en el proceso creativo, primero mezclando, y después creando sus porpios sonidos por medio de aparatos prestados que poco a poco se convirtieron en su día a día.

“Nunca había escuchado música comercial, me gustaba buscar propuestas nuevas, artistas que hicieran algo propio fuera de las marcas y los géneros populares. Cuando te gusta algo, por inercia propia te mueves dentro del medio, las influencias no llegaron a mí, yo las busqué a partir de las cosas que me gustaban, poco a poco me adentré a lo que me gustaba, la electrónica. Nadie me instruyó, lo encontré por cuenta propia y lo adopté por mí mismo”.  

A partir de ello surgió lo insólito de Rocket, que apelaba por un género llamado “Death-electro” un género imponente y sietemesino en la escena musical, en el que se distinguen sombríos toques de sinfónico y de metal de lo más duro y enérgico. Esta creación obtuvo muy buenos resultados, mejores de los que el mismo Benjamín esperaba, convirtiendo sus primeros tracks en éxitos que le darían la vuelta al mundo, aunque no a su país.

Blogs de diferentes países han hablado sobre esta propuesta tan completa y tan innovadora que ofrece Rocket, Rusia, Alemania, Japón, por mencionar tan solo algunos países donde Rocket ha puesto a bailar, a mover la cabeza y a llevar la icónica señal del Rock & Roll a lo alto.

En México, todo el proyecto se a guiado por una ruta muy diferente, dentro del movimiento Eléctronico, Rocket ha presentado su propuesta en distintas partes del país y de la ciudad, llevando su género en busca de nuevas salidas, de nuevos oídos que estén preparados para el estruendo que significa, incluidos Pachuca, Monterrey, el Estado de México y por supuesto el Distrito Federal. 

Sin embargo, señala que en México el género en el que se encuentra está muy rezagado, pese a la respuesta relativamente buena, las personas siguen poniendo encima la música que ya conocen y que se escucha desde siempre.

“La entrada de nuevos géneros casi nunca hace ruido en el país y es lamentable pues existen artistas que hacen un trabajo realmente bueno pero están detrás de la sombra de la música más o menos popular que no da cabida para otras propuestas”.

rocket 3El éxito radica en su manera de integrar cosas nuevas todo el tiempo, asegura que sus ambiciones no han descansado desde el inicio, siempre está componiendo cosas nuevas,  y cada set en vivo incluye piezas inéditas que despiertan la magia y la locura que inyecta en la atmósfera con tantos sonidos desconocidos que, asegura Rocket, Satanás susurra en su oído para lanzarlas al mundo. 

“Yo tuve suerte, primero, ya que tuve bien estructurado lo que quería, ya como Rocket, subí mis piezas a la web, con la posibilidad de que la gente lo descargara gratuitamente, después de eso tuve muy buena respuesta, con el tiempo una disquera extranjera me pidió comercializar mis tracks de manera más seria, accedí y a partir de allí seguí componiendio, creando, experimentando con este proyecto que tanto me gusta y que tantos beneficios me ha aportado, como persona, como musico, y como amante de la música eléctronica.” 

Después de preguntarle como ha llevado su vida después del cambio radical que generó “Rocket” para él afuera del escenario, contestó:

“Lo llevo a la perfección porque es lo que amo, a veces es cansado viajar, por ejemplo, o darte cuenta del poco impulso que tienes por parte de la gente a tu alrededor, pero al final del día vale la pena, realmente doy todo de mí en este proyecto y para nada pienso detenerlo.”

Y es así, ahora mismo Rocket está gestando proyectos cada vez más ambiciosos y con mayores alcances. Hasta ahora le ha costado muchas críticas, buenas y malas (como en todo), sin embargo ha logrado conformar algo que le satisface en todo aspecto, y a final de cuentas la conección íntima del autor con su obra es la recompensa más importante.

Podría describirlo como una doble personalidad: Benjamín y Rocket son dos personas diferentes, que al estar en sintonía explotan dandole lugar a esta creación tan poderosa: 

El Death-electro.

Para Rocket, es solo el principio, la cima sigue siendo cada vez más alta y la va alcanzando con mucha fuerza. El talento de Benjamín Arce a dado sus frutos y podemos verlo a cada paso que da. 

Aquí te dejo los links en los que podrás conocer un poco más de él, dónde podrás enterarte de sus próximos proyectos y darle una buena escuchada a esta innovadora propuesta.

Soundcloud

Facebook

Twitteer

 

Like this Article? Share it!

About The Author

Soy editora de la sección de Arte y Cultura en la publicación web Kä Volta Reportera en el diario impreso La Crónica Jalisco. Estoy en proceso de combinar mi vida de blogger y mi vida de gente (muy) seria. Me encantan el arte, los libros y los tragos ¡Contáctame! criticacerebral@gmail.com