Sexo, Calvin Klein y Tinder.

Published On septiembre 8, 2015 | By Lilian Castellanos | Moda

Por Lilian Castellanos

CK-sext-1

Es sabido que el sexo vende, y también es sabido que las redes sociales venden y Calvin Klein lo sabe.

Corrían los años 80`s y la marca hacia campañas provocativas con un sello muy claro, imágenes y comerciales que en algunos países fueron prohibidos. Ahora están listos para presentar su campaña a los “milenians”, para quienes ya vemos casi nada o nada de televisión y nuestro modus vivendus esta en internet y básicamente en las redes sociales.

Calvin Klein se une a Tinder para lanzar su campaña comenzando con imágenes que muestran parejas y conversaciones que se tienen en la aplicación. Ya no es suficiente estar en el medio impreso, hay que estar presente en el mundo digital. Ahora las citas “románticas” también se hacen por este medio.

Una forma divertida de lanzar una linea que siempre a estado ligada a mensajes muy provocativas y no hay mejor aplicación que lo exprese como Tinder. Y no es que yo este haciendo ya una cita en Tinder… pero me parece interesante esta propuesta de lanzamiento de campañas en redes sociales.

Esto no es nuevo, por ejemplo la película “Ex machina” creo perfiles en Tinder, Dominos regalo pizzas para algunas parejas, el cantante Zedd también creo su perfil en Tinder para promocional su nuevo disco. Ya Calvin Klein había entrado en el mundo cibernético cuando en 1999 sus anuncios invitaban a escribir mails a los protagonistas de los anuncios de los perfumes de cKOne.

La campaña a tenido muy buena aceptación y es que ahora los escándalos duran días y ya casi nada nos sorprende. Una buena estrategia que va de la mano de la esencia de la marca.

Quiero hacer “Match” contigo Calvin 😉

Like this Article? Share it!

About The Author

Diseñadora gráfica. Bloggera de corazón, amante de la moda, el diseño y el arte. Tapatia encantada del lado editorial de la moda y de su historia. Mi vida es una comedia romantica. Navego, leo, escribo... sueño Acompañame en esta aventura, ahora escribo en Ka Volta. ¿Alguien comió un baguel de cebolla?