Mi propio jefe // My own fashion boss.

Published On octubre 26, 2015 | By Ana Volta | Monday On Heels

Ser “el boss”, tu propio jefe es más complicado de lo que parece. Cuando la gente se entera que trabajo desde casa, hacen todo tipo de comentarios y siento que se imaginan cosas.

desktop_anavolta-insideDesde los que piensan lo ideal que es, y los otros que se horrorizan por que no podrían hacerlo. También están los que creen que es imposible (entre ellos a veces gente que te quiere contratar) por que “hay demasiadas distracciones” (lo cual es cierto) y los que consideran que trabajar en casa es hacerlo todo el tiempo.

¡PRIORIDADES!

Organizar la prioridades, asignar tareas, delegar y agendar tiempo para las funcionan perfecto para ser mucho más productivo. Es un trabajo de todos los días.

Mi herramienta favorita para esto es Todoist, donde asigno mis tareas, les pongo fecha hora y categoría y además cada día les asigno una prioridad que me permite terminar las cosas más complejas o tardadas primero y las simples al final (la parte más complicada para mi por que siempre las más simples son las más divertidas, como monitorear instagram).

Respetar Horarios.

Si algo aprendí de mi padre fue a respetar el tiempo y asignar un espacio para casa cosa.

Trabajar desde casa no significa que trabajas todo el día ni a todas horas como algunos los más “workaholics”, y desorganizados hacen. Lo ideal es tener bien organizado itinerario mucho más que quienes tienen un trabajo fijo. Asignarte un espacio, crear una rutina de inicio y fin. Y lo más importante RESPETARLA.

Pero no solo eso, hacer que otros respeten tus horarios. La gente cree que por que eres freelance, estás a su disposición todo el tiempo y eso no es verdad.

Para esto, utilizo el calendario de Google sincronizado con el calendario de mi computadora / teléfono, con la idea de tener todas mis actividades sincronizadas.

Las distracciones.

Estar en casa evidentemente te llena de distracciones. Una botanita, poner la lavadora mientras haces una tarea, que llega el del agua y otras miles de cosas que suceden cada día en una casa, que para cuando menos te das cuenta son las 12 y no haz hecho NADA.

Al final ser tu propio jefe te permite decidir cuando, pero al mismo tiempo tienes que esforzarte más en concentrarte, para así poder tener tiempo libre.

Una de las cosas que hice para evitar “distraerme” con labores de la casa, es asignar un día completo para ello, ese día viene la señora, cocino todo lo que puedo, arreglo, limpio, acomodo y dejo los espacios listos para trabajar cómodamente toda la semana.

La motivación.

Después de algunas semanas trabajando en casa, una de las primeras cosas que se pierde es la motivación. Más si estás como yo, solo todo el día. No hay a quien mostrarle los avances o por lo menos tener platicas triviales, por lo que buscas entretenerte.

Para esto, lo que decidí yo, es dos cosas. La primera fue asignarme tareas “de no pensar” que básicamente son repetitivas y que no requieren de toda mi atención o creatividad, en medio de las tareas que lo requieren mucho. Por ejemplo: Escribir una entrevista / recortar fotografías (no pensar) / Editar una nota. La segunda cosa que hice es asignar una actividad recreativa emocionante para el final del día, que me motive a terminar los pendientes. Por ejemplo, ver a las 5pm el documental completo de Iris Apfel, únicamente si termino todas las tareas.

Los domingos para mi, son sagrados.

No, no, no. No esta bien por ningún motivo – por lo menos para mi – gastar tu domingo en trabajar. Menos cuando no es urgente. Una cosa es terminar un proyecto urgente al que te comprometiste de bomberazo a entregar el lunes y otra trabajar los domingos sin otro día de descanso.

Es importante darte esos días de descanso.

Creo que por algo se hicieron las normas de trabajo. Me parece adecuado trabajar 8 horas al día, 5 días a la semana. Bien aprovechadas seguramente terminas. No tiene sentido tratar de hacer horas de más (no se 12 horas pegado en la computadora), después de eso seguramente dejaras de ser productivo.

Al final puedo decirles que no, no es fácil ser tu propio jefe, y tampoco trabajar desde casa es sencillo o para todos, pero siendo disciplinado, constante y tomándolo en serio puedes lograrlo.

¿Y tu como organizas tu tiempo? ¿Cómo le haces cuando tienes que trabajar desde casa?

Like this Article? Share it!

About The Author

La gente me conoce por mi a.k.a. Ana Volta, editora en jefe de Kä Volta, estudié Licenciatura en Diseño Gráfico, y me he especializado en algunas cosas (muy variadas), entre ellas Diseño Web, Desarrollo de Aplicaciones Móviles (oh si… ), y por otro lado Dirección de Arte para Fotografía de Moda, así como publicidad y comunicación de Moda. #cholofriendly #MondayOnHeels #NappyMealTime #NappyGirl