La Androginia y la era de la ambigüedad.

Published On noviembre 24, 2015 | By Lilian Castellanos | Moda

“Fue cuando vi las fotografías de Andrej en 2011 que realmente decidí seguir adelante con mi idea de trabajar en moda masculina. Amo la androginia en todas sus formas” – Elliott Sailors. Modelo

androgino_1

Andrej Pejić modelo andrógino mas famoso en la actualiad y el hombre mejor pagado dentro de la industria del modelaje en pasarelas masculinas y femeninas quien fuera descubierto por Jean Paul Gaultier en 2011 y que ahora se hace llamar Andreja abrió camino para esta nueva tendencia.

Ya en los años 60´s podíamos ver un “adelanto”, camisas coloridas, estampados florales y pantalones acampanados que hombres y mujeres usaban por igual o en los años 80´s con David Bowie icono de la androginia que recientemente en 2013 presento “The Stars” video donde la influencia de no definir hombre o mujer es notorio.

Ausencia de estampados, colores neutros, cortes rectos, tejidos naturales, camisas oversized, kilts, accesorios y bolsas forman parte de esta tendencia, la combinación de prendas en el closet sin definir si es para ella o el.

androgino_2

Tiendas como Barneys, Wildfang, American Apparel Wearandrogyny o los diseñadores JW Anderson, Antonio Azzuolo diseñan para los seguidores de este estilo.

Por su parte Acne Studios presenta en su colección 2016 a Frase Johansson con tacones plateados, bolso y abrigo rosa, firma que asegura conocer esta nueva generación, que parece no estar influenciada por la aprobación de los demás o lo preestablecido.

“La función y la individualidad son ahora más importantes que una idea uniforme de lo que es convencionalmente apropiado.”
-Linda Hewson director creativo Selfridges

Fotografías Internet.

Like this Article? Share it!

About The Author

Diseñadora gráfica. Bloggera de corazón, amante de la moda, el diseño y el arte. Tapatia encantada del lado editorial de la moda y de su historia. Mi vida es una comedia romantica. Navego, leo, escribo... sueño Acompañame en esta aventura, ahora escribo en Ka Volta. ¿Alguien comió un baguel de cebolla?