Guadalajara es la segunda casa de Caifanes

Published On diciembre 14, 2015 | By Kä Volta: Redacción | Conciertos, Featuring, Música

Guadalajara es la segunda casa de Caifanes  sino es que la primera”: Saúl Hernández, vocalista de Caifanes

12 de diciembre inigualable  para los rockeros de Guadalajara, ni el frío ni  la lluvia los detuvo.

Era sábado de tianguis cultural, el clima nubloso cubría a la perla tapatía. Cuatro de la tarde y las banquetas mojadas; afuera del parque Agua Azul se hacían presentes los rockeros de Guadalajara, jóvenes y adultos con playeras negras, chalecos de mezclilla, largas cabelleras de los hombres se preparaban para ver el gran concierto que reabriría la Concha Acústica tras siete años de su clausura por Protección Civil.

Una señora, de ojos verdes, tez blanca, cabello corto pelirrojo mostraba en su playera un insecto que anunciaba la banda tapatía por excelencia, la Cuca, que se presentaría ese 12 de diciembre.

Calzada de las Palmas por donde se entra al recinto musical se encontraba lleno de puestos de ropa; sudaderas, camisas, indicaban al grupo estelar: Caifanes.

Caifanes

Atribuidas como bandas magnas en la escena del rock en español, con más de 25 años de historia, ambas agrupaciones, nostálgicas, recordaron que sus primeras tocadas fueron en la Concha Acústica hace más de veinte años.

Mojados los asistentes disfrutaron del show ante la intemperie de la Concha. Fiesta tapatía por bandas locales como Machingón, Garigoles abrían el espectáculo.

Machingon

Cuca interpretó sus más recientes canciones finalizando con las clásicas, José Fors  calentaba motores para dejar al público prendido para los Caifanes.

Cuca

Debajo de tu piel, abría el acto de CAIFANES con el cielo encapotado, Saúl Hernández (Voz), vestido de negro y amuleto rojo al cuello, mientras que Alfonso André (batería)  abrigado con bufanda y sudadera gris de los Beatles, Sabo Romo (bajo) con su larga cabellera trenzada, vestía con camisa negra, corbata roja y pantalones cortos  color salmón.

Éxitos como: Mátenme porque me muero, Miedo, Amanece, Dioses ocultos, La célula que explota, Nubes, Aviéntame  sonaron. Saúl dedicó la canción Viento a la ciudad de Guadalajara.

Caifanes

A dueto. A mitad del concierto Saúl invita a cantar al vocalista de Cuca José Fors  la canción de Será por eso.

Un Saúl no enérgico quizá por la presentación de un día anterior ante cien mil personas en El Palacio de los Deportes en México.  Pero sí, un Saúl nostálgico el cual aseguró que “Guadalajara es la segunda casa de Caifanes  sino es que la primera.”

Quisiera ser alcohol, Negra Tomasa y No dejes que  finalizaban el concierto. La neblina gracias al frío de la zona arbolada del Concha Acustica despedía a la banda más grande de México, CAIFANES.

Caifanes

Los músicos bajaron del escenario directo a sus camionetas, Saúl tras ser llamado por alguno de sus fans, se dirigió al cancel  verde que divide el  Parque Agua Azul de la Concha Acustica, juntó sus manos y se dobló expresando gracias, a la raza como él suele llamarle a sus seguidores.

Texto: Edith Sandoval
Fotografías de Miguel Arvizu para Kä Volta

GALERÍA COMPLETA

 

Like this Article? Share it!

About The Author