La Fecha

Published On diciembre 30, 2015 | By Ashanti Ahumada | Veintisiempre

veinsiempre-dic

Ilustración de Lilian Pepper

Para los veintisiempre hay ciertas fechas que guardan un significado especial, casi siempre tienen que ver con terminar o iniciar algo, y el fin de año es “LA FECHA”.

Es un momento que siempre carga un gran significado, para muchas personas puede ser una fecha difícil, para otras es algo que llena de esperanza, otros no saben qué pasará y están listos para ser sorprendidos, todo depende de tu estado de ánimo.

Yo siempre he recomendado verlo como una despedida, es una gran oportunidad para despedirse de muchas cosas ¿no? Despedirse de eso que nos hace sentir mal, de lo que no nos hace crecer ¿de qué se despiden ustedes este año? Hay muchas cosas de las que podemos despedirnos:

1. Despedirse de las personas tóxicas, personas que por más que tratamos no aportan nada a nuestra vida y tenemos que dejarlas ir.

2. Despedirse de los miedos, del miedo a conocer a personas nuevas, del miedo a aprender cosas nuevas, del miedo de salir de nuestra zona de confort.

3. Despedirse de las culpas, desde la culpa que sentimos por no hacer ejercicio hasta la culpa por comer medio bote de nieve oreo un viernes por la noche, o esa culpa que sentimos por decir que no cuando de verdad no queremos algo.

4. Despedirse de nuestras viejas versiones, de la versión impaciente, de la versión que se enojaba por todo.

5. Despedirnos del cigarro.

6. Despedirnos de las ex parejas y de toda practica que usemos para saber sobre su vida (o sea, hay que dejar de ser stalkers)

7. Despedirnos de las expectativas de otras personas sobre nuestra vida, no todos queremos lo mismo.

8. Despedirnos de cualquier rencor, porque muchas veces, alguien que queremos y que nos quiere puede lastimarnos o viceversa.

9. Despedirnos de nuestros errores, nos equivocamos y ya pasó.

10. Despedirnos de los que decidieron irse, porque algún día vamos a entender el porqué, o no.

11. Y bueno, despedirnos del 2015 ¿no?, fue un buen año y nos dejó muchas enseñanzas, adiós, gracias y hasta nunca.

Alguna vez alguien me dijo que es necesario tener las manos vacías para poder recibir algo nuevo, entonces, hay que dejar ir y decir adiós, para poder recibir cualquier cosa que el 2016 tenga para nosotros.

En lo personal quiero además de despedirme, agradecer, a mi familia, a mis amigos y a Ka Volta por haber hecho este año uno de los mejores años de mi existencia, y también a ustedes frente a la pantalla, a los que me leen, muchísimas gracias.

Espero que este nuevo año esté lleno de comida deliciosa, de abrazos apretados, besos lentos, de complicidad, viajes, amor de todo tipo, pasión, aventura y también espero que sigan visitando esta columna.

¡Los abrazo!

Like this Article? Share it!

About The Author

Soy originaria de Tepic, Nayarit y me vine a Guadalajara hace dos años. Soy licenciada en Mercadotecnia y estudié diseño gráfico por un par de años, pero ahora me dedico al SEO y creación de contenidos. Pasó los fines de semana viendo películas, leyendo y cocinando. Comencé a escribir a los 18 y ya no pude parar, ahora aquí estoy en Kä volta, lista para que el mundo lea mis aventuras en esta ciudad que no deja de sorprenderme.