Guadalajara es más bonita en invierno

Published On enero 6, 2016 | By Ashanti Ahumada | Minerva

Fireworkskavolta
Ilustración de Jorge Méndez

¿No lo creen? ¿No la han visto?

El aire está más fresco, los días son soleados pero en la sombra sientes frío y por alguna razón todo es más lindo, los bares, las tiendas, las personas, los coches les dan el paso a los peatones, los centros comerciales están llenísimos pero los villancicos no dejan de escucharse en las bocinas.

Este es mi tercer año en La ciudad de la Minerva y la verdad es que cada vez me gusta más, cada año ha ido mejorando mucho y me encanta, pero la verdad es que creo que hay un tipo de magia (¡Guác! Cursi) porque las personas se vuelven más amables y te percatas de muchas cosas, creo que Navidad es un momento en que la ciudad hace pausa o baja la velocidad y todo se hace más placentero, si quieren probarlo, vayan a un lugar que ya hayan visitado pero que nunca hayan visitado en esta época y se darán cuenta de que todo es más bonito.

Además te llenas de posadas, este año eso es algo increíble, porque el primer año que estuve aquí no conocía a muchas personas y realmente no fui a ninguna posada, pero así como descubrí esta etapa tan bonita de la ciudad, me iba a caminar a todos lados y me encantaba, eso aprendí en ese tiempo, a saber bajar la velocidad, para un poco y sentirme agradecida por las pequeñas cosas, por las lucecitas de colores en todos lados, por el nacimiento en la Minerva, por el caos de las compras de pánico navideñas, por el tráfico, por todo.

Y este año me siento agradecida por pasar un invierno más acá.

Like this Article? Share it!

About The Author

Soy originaria de Tepic, Nayarit y me vine a Guadalajara hace dos años. Soy licenciada en Mercadotecnia y estudié diseño gráfico por un par de años, pero ahora me dedico al SEO y creación de contenidos. Pasó los fines de semana viendo películas, leyendo y cocinando. Comencé a escribir a los 18 y ya no pude parar, ahora aquí estoy en Kä volta, lista para que el mundo lea mis aventuras en esta ciudad que no deja de sorprenderme.