Ritual Fest: La oscuridad visitó la casa

Published On febrero 3, 2016 | By Kä Volta: Redacción | Conciertos, Featuring, Música

Una atmósfera oscura con luces rojas intermitentes estallando en las caras de decenas de metalheads de todo el país; el sonido del doble pedal, los ritmos rasposos, las voces guturales que como alaridos se arrancaban del pecho de los vocalistas y la presencia de una de las bandas de black metal más grande de todos los tiempos: eso fue el Ritual Fest.

Por: Eduardo González

ritual fest k (3 de 20)

Un recinto pequeño como el Foro Independencia fue el encargado de albergar a las seis agrupaciones que conformaron el cartel del festival, que incluía a las agrupaciones locales, The Harlot of God, AB Intus y a VST.

ritual fest k (6 de 20)

Opus Diaboli , banda originaria de Montevideo, Uruguay dejó en claro dos cosas:  que latinoamérica -a pesar de tener tradiciòn metalera menos longeva que las tierras nórdicas- también es semillero de grandes agrupaciones de metal. La otra: que en el fútbol se entienden hasta las más tétricas subculturas, al asentir a los gritos de “aguante el Peñarol” de un par de asistentes, en alusión al tatuaje del escudo del Atlético Peñarol que comparte espacio con uno de los tantos pentagramas que el frontman de la banda, Lord Auschwitz tiene tatuado en su cuerpo.

ritual fest k (16 de 20)

1349, la banda noruega que en su nombre hace alusión al año de la llegada de la peste negra a tierras nórdicas fue la encargada de llevar a los metalheads de la mano de sus riff oscuros y la teatralidad de su espectáculo a un estado de furia incontenible en el moshpit en el que también se sumaron los integrantes de las bandas teloneras. I am a Abomination, abrió su presentación, seguida de “Sculptor of Flesh” y “Aiwass Aeon”, entre otras.

ritual fest k (20 de 20)

Tras un descanso de unos minutos, el momento más lúgubre llegó de la mano de Attila Csihar, vocalista de Mayhem, quien vestido con una chaqueta con motivos alusivos a deidades oscuras entró a escena mientras que de las bocinas emanaba Silvester Anfang, un preludio instrumental que además de abrir su presentación, abre su primer EP Deathcrush (1987), a esta canción le siguieron los gritos desesperados de Deathcrush, canción homónima del mismo EP.

La dupla entre Teloch y Ghul, los dos guitarristas de la agrupación, interpretó el comienzo de Pagan Fears, de la primera placa de estudio de la banda, De Misteriis Dom Sathanas, el disco más controversial de la banda que además también fue el más requerido entre las esporádicas peticiones de los asistentes. Necrobutcher, bajista y el único miembro fundador de la banda no dejó de animar mediante gritos a quienes, parecían más entretenidos con los agresivos y distorsionados ritmos que salían de su bajo que en cualquiera de las histriónicas acciones del frontman de la banda.

ritual fest k (18 de 20)

Casi al terminar la noche, Mayhem tocó la homónima de su primer placa, De Misteriis Dom Sathanas, una de las canciones más reconocidas por los metaleros veteranos que solos, desde la parte de atrás del foro disfrutaban moviendo sus canas con el headbanging. Pure Fucking Armagedon -que de escucharla, justificarán el nombre-  fue la canción con la que cerró la noche. Así terminó una de las presentaciones de una de las bandas más oscuras de la historia de la música, y que por grandes que sean sus sombras, no murio junto con Dead ni con Euronymous.

Fotografías de Noé Blanco para Kä Volta

GALERÍA COMPLETA

Like this Article? Share it!

About The Author