Pizza, @kanlamat

Published On mayo 24, 2016 | By Kä Volta: Redacción | Foodie Goodie
Foto-7_-cortar-y-servir-como-snack

Receta y fotografías de Celia Cervantes, @kanlamat

Si como yo tienes amigos que de pronto deciden ir a casa para el final de la quincena y no quieres gastar en ofrecerles una gran cena, hacer pizza siempre te sacará grandes apuros ya que teniendo queso y harina podrás ponerle encima lo que haya en el refri y presumir que es tu gran creación.

Ingredientes

500 grs de Harina
30 grs de levadura fresca
1 ½ de Agua tibia
250 grs de queso mozzarella
5 grs de sal
5 grs de azúcar.
¼ de taza de aceite de oliva.

Procedimiento

En un bowl, hacer un cuenco con la harina, la sal y la azúcar.

En el centro del cuenco agregar la levadura y el agua.

Foto-1_-fuente-de-harina-y-levadura

Poner harina en las manos y empezar a mezclar de afuera hacia adenagua ayudará a integrar todo.

En este punto es posible que la masa sea un poco pegajosa, debemos seguir amasando para desarrollar el gluten que le dará elasticidad. (Si, lleva gluten, y no, el gluten no es malo si no eres alérgico).

Por último, cuando el agua haya sido absorbida por la harina en la mezcla, agregar el aceite de oliva y seguir incorporando.

Bajar a la mesa, y amasar por unos momentos para lograr la suavidad de la masa.

Poner en un bowl o dejar descansar hasta doblar su tamaño en la mesa con un plástico o film en contacto para que no se haga una costra dura.

Foto-2_-dejar-la-masa-reposar

La masa de la pizza por la levadura y la cantidad de lìquidos que contiene, generará mucho gas, una vez descansada, esta masa no debe volverse a amasar ya que se perdería la textura final de la masa (suave y un poco esponjosa) y además se pondría muy tensa la masa sin poder amasarse.

Una vez descansada, con ayuda de una espátula o raspador de panadería (un cuchillo puede funcionar) debemos seccionar por mitad.

Espolvorear harina abundante sobre la mesa de trabajo y el rodillo de amasar.

Situar la masa sobre nuestra área de trabajo, y con ayuda del rodillo comenzar a estirar la masa.

Foto-3_-estirar-la-masa

Debemos ir levantando un poco la masa y girándola para asegurarnos de que la estemos aplanando uniformemente. Si es necesario, podemos agregar harina de nueva cuenta para asegurarnos que la masa no se pegue y al levantarla se rompa.

Una vez estirada, mover a la charola pizzera (una charola de pan también puede funcionar)

Foto-4_-poner-la-masa-sobre-la-charola

Agregar la salsa de tomate de manera uniforme.

Foto-5_-agregar-la-salsa

Agregar el queso mozzarella de manera generosa.

Agregar los ingredientes de la pizza.

Foto-6_-agregar-ingredientes

Llevar a horno precalentado a 180- 200 *C por espacio de 15 minutos y corroborar que la masa ya se encuentre cocida y el queso derretido.

Seccionar y servir en un platón para que todos puedan servirse al gusto.

Tips para esta receta

La sal que pongamos en la mezcla debemos asegurarnos que esté sobre la harina y no caiga de manera directa a la levadura, la sal mata el efecto de la levadura y el azúcar ayuda al efecto de fermentación que permite el esponjado y suavidad de una masa.
Si van a usar como ingredientes alguna fruta como higo o mango, o una verdura que se ponga flácida con el calor, metan la masa al horno solo con el queso y al salir, pueden agregar los ingredientes frescos.

Asegurense de no estrellar la masa cuando sea bajada a la mesa de trabajo ya que con el golpeteo se pierde el gas generado en la fermentación y por ende perderemos la elasticidad, y suavidad de la masa.

Like this Article? Share it!

About The Author