jose-madero

​Prolonga el dolor José Madero en Guadalajara

Published On septiembre 27, 2016 | By Iván Serrano Jauregui | Conciertos, Música

El regiomontano interpretó temas de su álbum debut Carmesí, así como de sus pasados proyectos musicales

 

José Madero puede contra los troles en redes sociales, pero no contra sus fans. A unos minutos de terminar su presentación en el Teatro Diana, una joven subió al escenario para abrazarlo; los elementos de seguridad fueron frenados por el cantante, quién pretendía que la chica cantara Abril a su lado. Segundos después, varias mujeres, catapultadas por su frenesí, aparecieron de manera aleatoria con la esperanza de también conseguir contacto físico con su ídolo, ya que gritar “te amo Pepe” no era suficiente.

A las 20:30 horas del sábado 24 de septiembre, antes de que Madero tocara por primera vez en Guadalajara sin sus amigos de Panda, José Meyer Ibarra y los Bravos de Occidente se presentaron. Durante poco más de media hora el teatro sonó a folk estadounidense. Los sonidos del violín, el banyo, la guitarra, la batería y el bajo, que evocan a los paisajes campestres del viejo oeste, caracterizan a la agrupación tapatía liberada por Meyer Ibarra, también vocalista de Thermo.

Amantes y prófugos y Tiempo son algunas canciones que tocaron y que fueron bien recibidas por quienes esperaban al intérprete estelar de la noche.

A las 21:27 horas un estrepitoso grito se multiplicó. Cinco cortinas rojas y varios ramos de flores en los micrófonos dieron color al escenario. Madero, junto a cinco músicos, apareció para cantar Lunes 28. Los que llenaron el recinto se convirtieron en un coro infalible que cantaba de manera devota.

Cuando sonó ¿A poco no?, las separaciones de las butacas se desdibujaron tras la orden del cantante para que todos se pusieran de pie. Durante la presentación sonaron Literatura rusa, Plural siendo singular, Teo, el gato persa rinde su declaración; así como Con ustedes la Rocola Humana, No como el filme y Sinmigo, los temas que conforman Carmesí, el primer álbum como solista de José Madero, cuya temática sigue siendo el dolor, el anhelo, el desamor y la nostalgia.

jose-madero-1

Madero, el descartado

“Les voy a contar una historia real”, dijo el regiomontano frente a los asistentes, quien recordó una ocasión en la que su madrastra, a quien ama, pero con la que no coincide en gustos musicales, le insistió para que escuchara una canción del ex líder de Los Fabulosos Cadillacs; y que él, renuente, le respondió que no le interesaba oírla porque no le gustaba ese tipo de música.

Fue tanta la insistencia de ella, que Madero aceptó, “y pues (la canción) estaba chida. Me sorprendió Vicentico”, reconoció. La moraleja de la historia, comentó el cantante, es que “nunca descarten algo sin conocerlo”.

“Me sentí identificado porque empezaron a descartar mi música a partir de aquel video de la firma de autógrafos”, añadió el cantante.

Después de la anécdota, interpretó Sólo un momento, de Vicentico; el tema con el que se había identificado. Otro cover que tocó junto a sus músicos fue el de El pájaro vio el cielo y se voló, de la banda Los Auténticos Decadentes.

jose-madero-5

Sigue siendo un Pxndx

Mayra Rosales, quien viajó desde Colima para asistir al concierto en primera fila, compartió para Kä Volta que la música de José Madero como solista es diferente a la que hacía cuando estaba en Panda, que sí se nota una diferencia musical, algo más alejado del rock. Durante la presentación, el cantante compartió que cuando estaba creando el setlist para la gira, vio la posibilidad de incluir canciones de la extinta agrupación.

Así fue como durante la velada, Madero interpretó Hombre de hojalata, Amnistía, Reina de Uxmal y Feliz cumpleaños, ésta última pensada para su proyecto en solitario, pero adoptada por Panda.

Como homenaje a un “dueto de underground de finales de la década de los 90”, como él lo definió, Madero tocó Las cosas más bonitas y El duro camino hacia volver a empezar, de Magnolia y los no me olvides, proyecto previo a Panda que formó con Ricardo Treviño.

Antes de terminar el concierto, el cantante alentó a que el público se alborotara, lo que provocó que un grupo de jóvenes subieran a donde él estaba y que más de seis elementos de seguridad batallaran para alejar a las chicas del regiomontano. Madero se encontraba tan cubierto de personas como un jugador de futbol americano caído. Tras librarse, agradeció a Guadalajara y se retiró cerca de las 23:15 horas, después de haber interpretado 22 temas.

jose-madero-2

Fotografías de Antonio Sánchez para Kä Volta®

Like this Article? Share it!

About The Author

(@ivanBien) Reportero en #Arte y #Música de Kä Volta • Licenciado en Periodismo, por la UdeG. Egresado de ISC, por la UAG • Voz ID de una universidad. Desarrollador web. Corrector de estilo en una oficina de comunicación • Aficionado de la cultura popular, los medios informativos, las TIC's, las artes plásticas y el diseño gráfico y editorial • Resiliente/Nauta/Errante • Busco avanzar y a veces lo hago #bien.