Casita de Pan de Jengibre Alemana.

Published On diciembre 22, 2016 | By Ana Ramirez Morin | Cocina

Este año se me metió en la cabeza que quería hacer una Casita de Pan de Jengibre.

Al parecer esta es una actividad presente en la infancia de cualquier alemán. Y yo no me quería quedar con las ganas, así que les dejo la receta, para que también puedan prepararla en México y claro algunos tips:

Ingredientes

Para las galleras de la casita
900 gr de harina
375 gr de mantequilla sin sal
300 gr azúcar morena
150 gr golden syrup/ melaza o miel de caña
1 cuchara sopera de bicarbonato de sodio
2 cucharas soperas de jengibre en polvo

Betún
2 claras de huevo
450 gr azúcar glass
El jugo de un limón

Decoración
Aquí dejen volar su imaginación, yo use bombones minis para decorar el techo, betún para simular la nieve y lápices de azúcar de colores. Pero también puedes usar caramelos, chocolates M&M o únicamente el betún.

También necesitarás
Diferentes tipos de moldes

Preparación

En una olla pon a derretir a fuego medio la mantequilla, el azúcar y la miel de caña, hasta que tengas una mezcla homogénea y deja enfriar un poco.

En un recipiente grande mezcla la harina (previamente cernida), el bicarbonato y el jengibre, y forma un cuenco en el centro. Incorpora la mezcla de la mantequilla y revuelve bien, hasta tener una masa homogénea de color café.

Divide la masa en 5 partes iguales. Espolvorea un poco de harina en una superficie plana y con la ayuda de un rodillo aplana la masa, procura que la masa tenga el mismo grosor (medio centímetro) en toda la superficie. Utiliza los siguientes moldes y con un cuchillo corta los moldes sobre la masa. Repite hasta que tengas todos las partes necesarias.

Prepara 3 moldes con papel encerado y reparte las piezas en ellos. Mete una por una las charolas al horno a una temperatura de 180 grados si tienes horno + aire caliente o bien a 200 grados centígrados para horno con calor arriba y abajo. Hornea entre 7-9 minutos, saca la charola y deja enfriar hasta que la galleta esté bien firme.

Para hacer el betún bate muy bien claras de huevos, hasta que se levanten y se pongan blancas, agrega poco a poco el azúcar glass y por último el jugo de limón. Bate hasta que tengas una mezcla espesa y se formen picos.

Pon el betún en una manga pastelera y utiliza un puntilla fina. Ahora viene lo interesante… el armado de la casita. Utiliza una superficie plana y pon un poco de betún sobre tu base, toma una pared lateral y otra frontal, pon suficiente betún en cada orilla y arma, repite lo mismo para las otras dos paredes. Deja que seque muy bien, antes de poner los techos y chimenea.

Tips

– Procuren que todas las partes queden del mismo grosor.

– Hornea las partes entre 7-9 minutos, hasta que se vean doraditos más no quemadas. Las galletas jamás se pondrán duras en el horno. Se sacan y dejan enfriar y entonces endurecen.

– La decoración de paredes y ventanas se hace antes de armar la casa y dejen secar muy bien. La decoración del techo háganlo hasta el final.

– Para que les sea más fácil el armado de la casita, procuren no cortar ventanas o puerta, de esta manera las partes serán más estables. Pueden dibujarlas con chocolate o betún posteriormente.

– No se preocupen si al salir del horno las partes se ven algo chuecas o disparejas. He llegado a la conclusión que la decoración cargada de estas casitas es justamente para cubrir cualquier tipo de imperfección en la galleta.

Like this Article? Share it!

About The Author

Chilanga por nacimiento, tapatía por adopción y actualmente viviendo en Alemania. Master en economía y negocios internacionales, trabajo en la industria de la moda en el área de mejoramiento de procesos y logística, la cual no es nada glamurosa. Escribo como terapia personal por que me divierte, tranquiliza y ordena. Además creo firmemente que no hay idioma más bello que el español para narrar historias. Mis pasiones son viajar por el mundo, probar nuevos sabores y luego intentar imitarlos en mi cocina, tomo fotos de casi todo y me gusta usar zapatos bonitos.