Llegó SUM 41

Published On diciembre 18, 2016 | By Maya Cortés | Conciertos, Música

Qué domingo…

Dos o tres caguamas encima para darle la bienvenida al lunes. Sí, ¿por qué no? Que al cabo el lugar estaba lleno de todos modos. Quizá por eso ahí hacía calor y afuera frío. Qué contraste.

No había manera de llegar al frente. El C3 Stage se llenaba tan rápido que de repente, así nomás ya no había lugar.

Hubo punk desafinado, de ese de garaje que aún está en estado natural. Sin sobre producciones. Pocos escucharon. Otros más al frente entraron en ritmo rápidamente. Más atrás, al aire libre otros fumaban mientras bebían. Parecía que sería una noche espectacular. A Buen Viaje no los dejaron terminar – o sí – pero al unísono de “¡SUM 41, SUM 41!”

Qué extraño que un concierto de punk comenzara tan temprano. Luego de las 10 de la noche, saltó SUM 41 al escenario. Inmediatamente sonó ‘The Hell Song’ y la multitud del frente comenzó a brincar desenfrenada.

Al frente no había nada más que muchas guitarras y la presencia de cinco almas punk en todo su esplendor.

No hubo muchos gritos, pero sí muchos aplausos, de esos fuertes que resuenan con gran impacto. ‘Fake My Own Death’ fue la primera canción del nuevo disco en ser tocada. Por eso Deryck Whibley, antes de comenzar a tocarla anunció:

“It’s been five long years, but finally we got this new album and damn it feels good!
It feels good to be here with you tonight.”

Después de cinco años “13 Voices” es el resultado. ‘Goddamn I’m Dead Again’, ‘There Will Be Blood’, y ‘War’ fueron entonadas, sin dejar de lado los éxitos previos como: ‘Underclass Hero’, ‘Motivation’, ‘Waliking Disaster’.

Quedaba claro que las primeras filas vivían el entusiasmo con Deryck, Dave y Cone tocando al filo del escenario.

No faltó quienes aventaran media caguama. Tampoco las chicas que subieron firmes a los hombros de su acompañante para gritar y hacer la señal de SUM 41 con los dedos.

Algo más para poner a la multitud a saltar, un cover de ‘We Will Rock You‘ y un solo de batería a cargo de Frank Zummo.

De repente, un flashback al 2002…

Los riffs del intro de ‘Still Waiting’, el primer éxito de su álbum “Does Look Infected?” resonaron por todo el lugar.

El final llegó con ‘In Too Deep’ al natural, sin mezclas, sin distorsiones, contundente, agresiva; punk. Un encore a cargo de ‘Makes No Difference’ y el éxito ‘Fat Lip’, digno final con una explosión de humo y confeti. Así, sin más terminó la noche.

Qué domingo… ¿no?

Punk, esa es la actitud.

Like this Article? Share it!

About The Author

Escucho más música de lo que es saludable. En redes se me conoce como HolaMellamoMimi, por aquella canción de Crystal Fighters. Soy periodista; una escritora de ideas porque lo mío, lo mío es contar historias y compartirlas. Poseo una colección de discos porque de verdad creo que cuando llegue el Apocalipsis podrían seguir funcionando.