Rhye en Guadalajara: La convergencia de sonidos del R&B and Soul …

Published On Febrero 1, 2017 | By Kä Volta: Redacción | Conciertos, Featuring, Música

… y crónica de un público que no guardó silencio

 

Pareciera que este 2017 pinta para un gran año en conciertos venideros en Guadalajara y qué mejor que iniciar este enero con esta gran banda Canadiense (que radica en Los Ángeles California) llamada Rhye.

Por Ignacio Robles de Loza

Cabe señalar que la banda sigue interpretando su álbum debut Woman  del 2013 y un repertorio de nuevas canciones, recientemente colaboraron en  el nuevo disco de Bonobo titulado Migration que vió la luz este año y precisamente en la canción que se titula ‘Break Apart’. Si bien ya no les era desconocido el terreno mexicano para presentarse, han regresado para reactivar su gran sonido que cautiva de principio a fin.

El inmueble BMLS Showcenter se encontraba listo  para dar un gran show, el ingreso y controles de seguridad fueron los cotidiandos sin contratiempos ni problemas. Dicho estaba programado para que su telonero o mejor dicho, telonera, diera una gran introducción musical que fue el caso de Ruzzi. Desde Chihuahua cautivó y se apoderó del escenario de manera singular y con un gran estilo, acompañada de su chaqueta de piel, antifas de felino y en un atenuar de luces hizo que más de uno moviera los pies. Fresca y dinámica. Su inicio fue alrededor de las 10:30 pm finalizando después de un entremés musical y despidiéndose con un “los dejo con Rhye y su música para hacer niños”  dejando el escenario dispuesto y completamente para Rhye.

Cabe señalar que el ingreso del público se fue frecuentando poco a poco conforme llegaba la hora en que la banda liderada por Mike Milosh y Robin Hannibal se fuesen a presentar. Murmullos, compra de bebidas, olor a cigarro, un ir y venir de la gente que buscaba un lugar adecuado pero sin dejar de hablar, gritar e inclusive hasta presumir sus ligues.

Fue en punto de las 11:30 pm que una chica parte del staff toma el micrófono para dar un aviso de suma importancia y que literalmente decía: por favor, debido a que la banda maneja tonos y sonidos muy bajos, se les pide al amable auditorio que guarde lo más que pueda silencio y que por favor, se les pide mucho que no fumen dentro del inmueble ya que está prohibido. Cosa que redujo un poco el sonido de la gente pero no fue nulo y que, al momento de partir ella del escenario, con las luces apagadas, sale la banda tomando sus respectivas posiciones, la gente grita de la emoción y dan comienzo a su presentación, un escenario de mayor profundidad, una zona VIP llena y no se diga la zona de boleto general, gradas y demás, la gente había respondido con la asistencia al evento bastante bien.

El sonido profundo, tenue y en momentos minimalista, dando tiempos largos pero sin perder ritmos, comienzan a amenizar la noche, luces prácticamente en tono de vela, pareciera una cena romántica en donde ellos son aquella banda que desearías tener en tu cita perfecta, en tu cena elegante de noche. Canciones como Woman, The Fall, Open, Hunger entre otras fueron dando ese toque singular que sólo ellos pueden ofrecer como banda, como músicos, como compositores.

Sincronía absoluta entre el bajo, la batería, violines, chelo, trombón, teclados, sintetizadores, piano y ese sutil sonido de guitarra daban una atmósfera casi irreal en conjunto con la voz de Michael Milosh. Definitivamente un concierto de atmósfera romántica y tal cual como lo dijo Ruzzi antes de finalizar su presentación, “música para hacer niños” dan un entremés único.

El concierto en varias ocasiones fue interrumpido sino después de terminar cada canción, para que el público guardara cordura e inclusive silencio cosa que al público en general poco le importó,  murmullos, gritos, risas e inclusive selfies con todo y flash estaban a todo lo que daba mientras que la banda interpretaba cada pieza de manera apasionada, siempre entregados en su profesión y en su show.

Tengo un breve recuerdo, por ahí del 2013 cuando vino James Blake a Guadalajara, precisamente en el Teatro Estudio Cavaret, antes de finalizar su última canción él pidió al público guardar silencio, el público; respetuoso, lo guardó, en ese momento salen unas chicas del baño de mujeres carcajeándose a todo volúmen y toda la gente que ya se encontraba callada “shitó” a las chicas que atónitas lo guardaron sin saber qué pasaba hasta que James Blake comenzó a tocar su canción, un silencio absoluto que jamás me hubiera imaginado en un concierto, fue muy placentero el haberlo vivido y haber estado ahí para presenciarlo. En este caso, con Rhye, ya regresando a la actualizada no sucedió lamentablemente. Constantemente se les recordaba al público que guardaran silencio, después, salía uno que otro celular con flash (por más increíble que parezca) para tomarle foto a la banda, fue algo frustrante estar en un ambiente así aunque honestamente fue un evento que disfruté en lo personal mucho.

Fue curioso ver por todos lados parejas besándose, hombres con mujeres, mujeres con mujeres, hombres con hombres, en fin, un ambiente lleno de melosidad y sensualidad.

El sonido, parte siempre fundamental de un concierto, desde mi punto de vista fue bueno, muy bien ecualizado y distribuído, si eres de esas personas que han asistido por primer vez al BMLS Showcenter te toparás con una mala acústica. Escuché que tuvieron una mala experiencia acústica dentro de este aunque en mi caso que van varias ocasiones a las que he asistido siento que ha sido lo mejor en cuanto a sonido se refiere, definitivamente aún falta mucho por mejorar en la acústica del lugar pero lamentablemente con los asistentes que gritaban, “cotorreaban” de sus borracheras, ligues y demás, no dejaban disfrutar el concierto a los demás, pareciera más una “reunión de amigos con alguien tocando chido” y eso en verdad que molestó a más de uno saliendo desilusionado o desilusionada del concierto, aún así no quita el mérito de la banda que lo dio todo en el escenario aproximadamente en una hora veinte minutos que duró su show en vivo.

Cabe señalar que eventos como este son de los que tiene sed Guadalajara aunque lamentablemente los asistentes no siempre suelen ser los más adecuados. Aún nos falta ser más conscientes de eso e ir a conciertos por gusto y no por ser algún evento de élite o por presumir sus selfies con flash, pedas, ligues y demás en un concierto de una banda “buena”.

Sigámosle poniendo pila a esto que hay mucha gente que quiere disfrutar los conciertos por completo.

Fotografías por Ignacio Robles para Kä Volta

GALERIA COMPLETA

 

 

 

Like this Article? Share it!

About The Author