Flan Parisino / Flan Pâtissiere

Published On Mayo 16, 2017 | By Miss Plaquetas | Cocina

Gelatinas, pasteles, pays, flanes. Hablar de mi madre es hablar de la parte más dulce de la vida: repostería

Yo a los 7 años, con el pastel que me hizo mi mamá.

Mi mamá ha sido mi maestra y guía, mucho de lo que he aprendido en la cocina ha sido con ella. Me heredó conocimiento y talento. El recuerdo más bonito que tengo de ella es cuando me horneó un pastel de tres pisos de chocolate con ganache y conos de helado, para mi cumpleaños número siete.

Este mes quiero compartirles su postre por excelencia, pero con un twist muy mío: el delicioso, cremosito –y para morirse– flan parisino, cuya característica es su exterior crujiente y su relleno suave con un sabor ligero a limón. ¡Tomen nota!


Flan Parisino / Flan Pâtissiere

Tiempo de preparación
Este postre debe reposar una noche entera, por lo que deberás tomar en cuenta un día completo para su preparación.

Ingredientes

Para la masa quebrada:

1 1/2 tazas de harina tamizada
1 barra de mantequilla a temperatura ambiente
1/4 de taza de leche (no usarás toda, la masa te irá dictando la cantidad necesaria)
1 yema de huevo
1 pizca de sal
1 cucharada de azúcar

Para el flan:

550 ml. de leche
1/2 taza de crema para batir
1 cucharadita de extracto de vainilla
Ralladura de 1/2 limón
8 yemas de huevo
1 taza de azúcar
1 cucharada de maizena

También necesitarás:

*Molde redondo. Si es desmontable, mejor.
*Procesador de alimentos. Si no tienes uno, puedes hacer la masa a mano sin problema alguno.
*Rodillo de cocina
*Batidora
*Papel aluminio o plástico para cocina
*Olla express

Procedimiento

Prepara el molde cubriéndolo con papel encerado o con mantequilla y harina para que a la hora de hornear, no se pegue.

Preparar la masa:

1. En el procesador de alimentos coloca la harina tamizada, el azúcar, la sal y la mantequilla cortada en cubos. Mezcla con pulsaciones cortas hasta que todo parezca arena. Agrega la yema de huevo y la leche poco a poco hasta que se integren todos los ingredientes.

2. Saca la masa y trabájala en una superficie plana con ayuda de un rodillo de cocina hasta que la extiendas bien. Cuida de no hacerla muy delgada porque se te romperá. Llévala con cuidado al molde reservado y fórralo con la masa. Mételo al congelador una noche entera.

Preparar el flan:
1. En una cacerola pon a calentar la leche, la crema para batir, la vainilla y la ralladura de limón. No quites el ojo de encima ya que la leche tiende a derramarse. Al primer hervor, retira del fuego y reserva.

2. Con ayuda de la batidora, bate las yemas de huevo, el azúcar y la maicena hasta que las yemas cambien su color por uno pálido y hayan esponjado.

3. Vierte la mezcla de leche caliente, poco a poco, en la de las yemas sin dejar de mover y llévala al fuego bajito de nuevo. No dejes de mover hasta que notes que espese: verás que se hace una espuma, pero conforme estés mezclando, esta irá desapareciendo unos diez minutos después, aproximadamente.

Una vez lista, retira del fuego y deja que se enfríe por completo a temperatura ambiente. Pásala a un recipiente y cúbrela con papel aluminio o plástico para cocina, y métela al congelador a que repose una noche entera.

Cocinado:
1. Al día siguiente,precalienta el horno a 180ºC. Saca del refrigerador el molde con la masa y hornéala durante 20 minutos. Cuando esté lista, sácala del horno y déjala enfriar por completo. Reserva.

2. Ahora saca la crema para el flan de refrigerador y vuélvela a batir con la batidora a velocidad media hasta que veas que se forma una crema esponjosa. Viértela en el molde con la masa ya fría y alisa la superficie con ayuda de una espátula. Cubre perfectamente con papel aluminio y luego cocina a baño María en la olla express a media flama. Cuando la cabeza de la olla comience a bailar, cuenta 20 minutos y apágale. Deja reposar hasta que baje el botón de presión.

3. Una vez listo, saca el flan con mucho cuidado y déjalo enfriar por completo a temperatura ambiente. Ya frío, mételo al refrigerador por lo menos tres horas antes de servirlo. Si lo dejas reposar una noche entera, el sabor será mejor. Si no lo consumes por completo, mantenlo en el congelador para preservarlo.

4. Finalmente, desmolda con cuidado y sírvelo frío. ¡Lo lograste!

Notas:
* Cuando forres el molde con la masa, cuida de pegarla bien a toda la superficie. Y si le puedes poner un sobrepeso mientras reposa en el congelador (una bolsa de frijoles, por ejemplo), mejor. Esto es para que a la hora de cocinar, la masa no se deforme ni guarde aire entre ella y el molde.

* Si no tienes procesador de alimentos, no te preocupes, puedes hacer la masa quebrada a mano.

* Cocinar a baño María se refiere a preparar un postre, en este caso, a una temperatura suave y al vapor. Se pone el recipiente del flan sobre una rejilla y agua caliente para que el postre se cocine lentamente y no por el calor del horno o del fuego directo. Un ejemplo de esto es la forma en que se cocinan los tamales.

* A la hora de sacar el flan de la olla express, absorbe el exceso de agua que hay sobre el papel aluminio con una toalla de papel para evitar que le caiga al flan, porque eso lo arruinaría. Cuando lo destapes, notarás que el centro se hundirá un poco y estará tembloroso, pero se solidifica una vez enfríe y refrigere.

* NO intentes abrir la olla express si el botón de presión no ha bajado. Puede ser peligroso. Ten paciencia.

* Si la mantequilla que usas ya contiene sal, omite la pizca de la lista de ingredientes.

* Respeta el tiempo de reposo entre un paso y otro. La paciencia es la mejor amiga de la repostería. Si te saltas algún paso o aceleras a propósito la receta, puedes arruinarla.

Miss Plaquetas

Like this Article? Share it!

About The Author

Laura // México, DF // Mejor conocida como Miss Plaquetas en internet // Soy tu contraste entre mi trabajo altruista de donaciones de sangre, mi fascinación por la escena gótica y mi amor por la cocina dulce. Hace poco menos de un año materialice mi amor por los postres y funde Miss Plaquetas Baker, un negocio de panadería y pastelería situado en DF y Área Metropolitana donde cada día hacemos pancitas felices, y traemos a la realidad los sueños pasteleros de la gente. Mi imagen intimida mucho, pero soy súper buena onda y me río fuerte. Me gusta el frío, y el café y el whisky a todas horas. Si me preguntan, la música clásica y el metal a buen volumen son los ingredientes secretos en mi cocina para que todo quede delicioso. Foodie Goodie 4life! Me pueden encontrar en: https://www.facebook.com/missplaquetas/