Gratitud

Published On Junio 30, 2017 | By Ana Ramirez Morin | Moin Moin

Las últimas semanas han sido un sube y baja de emociones

Por una parte he tenido grandes alegrías, cerrado ciclos, he viajado y conocido lugares increíbles. Sin embargo muchas otras cosas no han tomado el curso planeado y varios proyectos que estaban en puerta no se concretaron. Lamentablemente le di más peso a las cosas malas y me deje llevar a un ciclo de negatividad.

En general me considero una persona positiva pero cuando me tiro al drama lo hago muy bien. Sobreanalizo las cosas, repaso la situación una y otra vez, lo que falló y lo que se pudo hacer mejor. Después reparto culpas, me  victimizo y al final termino culpandome, absorbo toda la responsabiliad y me juzgo muy estrictamente sobre lo que debí y no debí hacer.

Una de mis mejores amigas se dió cuenta que estaba en esta racha de negatividad y me aconsejo que hiciera algo que le había funcionado a ella, iniciar un diario de gratitud. Esto consiste en escribir diariamente al menos 10 cosas por las que me siento agradecida, también se puede hacer la lista mentalmente pero tiene mejores efectos si se hace en papel.

Debo de confesar que la primera vez que enliste las cosas por las que estaba agradecida me sentí un poco rara y no fue tan sencillo como pense. El segundo día fue aún más difícil y termine escribiendo practicamente lo mismo que el primer día pero poco a poco fue siendo más sencillo, hubo días en los que escribí más de 10 cosas y me di cuenta que hay tantas pero tantas cosas por las que tengo que agradecer. Desde esas pequeñas cosas que a veces damos por sentadas tales como agua potable, poder gozar de buena salud, respirar aire limpio… en fin en verdad hay mil cosas por las que tengo que agradecer y sentirme afortunada.

Practicando la gratitud es que he salido  de esa racha de negatividad, no es algo mágico y lo más importante es ser constante (algo que también me cuesta trabajo), pero al concentrarme al menos 10 minutos diarios en lo positivo de mi vida, me ayuda a enfocarme en lo bueno y dejar de darle tanto peso a aquellas cosas negativas. Los días que no tengo el tiempo para hacer la lista por escrito, la repaso mentalmente.

Obviamente hay que llevar la gratitud más allá del papel y hacerle saber a las personas que estas agradecida por su apoyo, amor, amistad o incluso por que te brindaron un excelente servicio en un restaurant. A veces decimos gracias de manera monotona, sin realmente sentirlo, has convertirse en una palabra hueca y muchas otras veces sencillamente omitimos esa palabra. Hay que practicar la gratitud de manera más activa, les aseguro que un gracias nunca esta de sobra.

Yo les quiero decir a ustedes que me leen GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS… no saben lo importante que es este medio de expresión para mi y saber que algunos de ustedes leen periodicamente me hace sentirme muy feliz y afortunada.

Like this Article? Share it!

About The Author

Chilanga por nacimiento, tapatía por adopción y actualmente viviendo en Alemania. Master en economía y negocios internacionales, trabajo en la industria de la moda en el área de mejoramiento de procesos y logística, la cual no es nada glamurosa. Escribo como terapia personal por que me divierte, tranquiliza y ordena. Además creo firmemente que no hay idioma más bello que el español para narrar historias. Mis pasiones son viajar por el mundo, probar nuevos sabores y luego intentar imitarlos en mi cocina, tomo fotos de casi todo y me gusta usar zapatos bonitos.