La Novia, el post-mortem de la película de terror rusa

Published On junio 23, 2017 | By Max Thomsen | Cine

“La Novia” (2017) llama la atención en primera instancia por ser una película de terror rusa

Fuera de ahí, no promete tanto, ya que desde el póster cliché del género, un personaje descarnado que en éste caso trae un vestido de novia, y la leyenda “basada en hechos reales” no tiene nada novedoso. Debo decir que si esa frase es real, los hechos reales fueron muy aburridos.

La cinta arranca con los momentos más perturbadores de la película, que ni siquiera lo son tanto, un hombre realiza fotografías post-mortem de una chica vestida de novia, intentando así resguardar su alma y con un ritual posterior transferir ésta al cuerpo de otra joven, pero aparentemente las cosas no salen bien.

A partir de ahí la historia se enfoca en Natya y Vanya, un joven matrimonio recién consumado que visita la vieja casa pueblerina donde habitan los familiares de él. Ahí, a través de secuencias ilógicas, fotografía bastante alegre para la temática y un soundtrack terrible, descubrimos que la hermana de Vanya y sus demás parientes intentan hacer algo terrible… repetir el ritual que realizara su bisabuelo con tal de evitar que el alma voraz de su bisabuela los… ¿empuje?

Evidentemente, Vanya se arrepiente desde un principio e intenta salvar a su amada. Qué lástima que no se le ocurrió simplemente no llevarla y evitar así que la película durara más de cinco minutos.

Con situaciones predecibles, actuaciones mediocres, rituales incomprensibles y mitologías incongruentes, “La novia” es una película de terror que no saca ni un pequeño susto. La recomendaríamos a los fans del género, pero siendo honestos, no va a ser muy interesante ni siquiera para los menos exigentes.

Como sea, si te queda duda, podrás disfrutar de #LaNovia a partir de este viernes 23 de Junio, cuéntanos que te pareció a través de redes sociales etiquetando a @ka_volta

Like this Article? Share it!

About The Author

Desde que empezó a contar historias prefirió no hacer nada más. Ha escrito guiones, cuentos y textos varios. El cine es una de sus cosas favoritas y nunca pierde excusa para hablar de él.