Dar cura

Published On septiembre 27, 2017 | By Ashanti Ahumada | ¿Cómo estás?


Ilustración por AleR, @alerthedrawer

Cuando estaba en prepa un amigo me dijo que le gustaba mucho hablar conmigo, eso no fue nuevo para mí

Lo nuevo fue cuando me dijo “Sabes dar consejos y eso no es muy común”. Desde ese entonces me lo han repetido un par de veces, entendí que me encanta escuchar pero sobre todo ayudar a las personas, darles mi tiempo y mi atención (Gran parte de eso me tiene aquí escribiendo esta columna).

Hay un dicho que me gusta mucho “Haz el bien sin mirar a quién”, una de las miles de opciones que tenemos para hacer bien o ayudar que siempre ignoramos, una que hacemos casi a diario: Dar nuestro tiempo o atención.

Creo que diario escucho a más de una persona decirme que no tiene un buen día o que algo le tiene intranquila y entonces hablamos, a veces yo escucho más de lo que hablo o viceversa pero siempre termino sintiendo que hice algo bueno, a menudo olvidamos el poder de un “No estás solo”, “Va a pasar y estarás bien” o de simplemente darles nuestra atención para algo que es importante en ese momento.

Hay una energía increíble en esas interacciones, porque ¿Cómo te sientes después de ver a tus amigos? Siempre hay esta sensación de que TODO – sin importar qué esté pasando – TODO estará bien. Compartiste tu tiempo y atención, entonces, recibiste felicidad pura.

¿Este acto tan sencillo de dar ayuda a nuestra felicidad? ¿Dar mi tiempo o atención a alguien realmente me ayuda a ser feliz? La respuesta es sí.

Investigaciones científicas proporcionan datos convincentes para apoyar la evidencia de que dar es un camino poderoso para el crecimiento personal y la felicidad duradera, lo sabemos porque a través de resonancias magnéticas científicos se dieron cuenta que dar activa las mismas partes del cerebro que son estimuladas por la comida y el sexo (Yeah Science, bitch!).

Pero como todo, siempre hay que tener límites y cuidado, un equilibrio. Algunos consejos que puedo dar son:

  1. Cuando escuches: No te sientas culpable, nunca debes dar si eso te hace sentir culpable, a veces hay que decir “NO”.
  2. Cuando seas escuchado: Respeta el tiempo de las personas, si alguien decide darte su tiempo o ayudar, respeta sus condiciones.
  3. Si decides ayudar a alguna iniciativa sin ánimos de lucro investiga sobre la asociación o personas, lo último que queremos es dar a algo que no es legal y terminar con culpa.
  4. Aprende a darte a ti mismo también, date tiempo, descanso y muchas cosas más que te harán sentir bien. Primero debes estar bien tú para que puedas dar.
  5. Hay una diferencia inmensa entre dar tu tiempo y escuchar… a ser la muleta de alguien. no dejes que las cosas se vayan tan lejos que te agobien, la otra persona también debe respetar tus condiciones.

Ahora que conoces todo esto ¿Qué esperas para ver a tus amigos? O ¿Darte tiempo?, tu cerebro y emociones te lo agradecerán mucho.

Like this Article? Share it!

About The Author

Soy originaria de Tepic, Nayarit y me vine a Guadalajara hace dos años. Soy licenciada en Mercadotecnia y estudié diseño gráfico por un par de años, pero ahora me dedico al SEO y creación de contenidos. Pasó los fines de semana viendo películas, leyendo y cocinando. Comencé a escribir a los 18 y ya no pude parar, ahora aquí estoy en Kä volta, lista para que el mundo lea mis aventuras en esta ciudad que no deja de sorprenderme.