Arcade Fire: Todo, ahora mismo

Published On noviembre 27, 2017 | By Noé Blanco | Música, Playlist

Son pocos los grupos “contemporáneos” que pueden darse el lujo de decir que compartieron escenario junto a David Bowie. Pocos que pueden jactarse de haber ganado Brit Awards y Grammys. Pocos que pueden decir que marcaron tendencia y han sabido evolucionar conforme la industria y la audiencia lo exige. Pocos que pueden decir todo esto con una trayectoria de menos de 15 años y tan sólo cinco discos en su haber. Arcade Fire es de esos pocos, sino es que los únicos.

Todo se ha dicho de este colectivo (porque más que una banda, en el estricto sentido de la palabra son más un colectivo de talento) canadiense, han pasado por el escrutinio de los medios grandes y pequeños, se les ha seguido el paso desde que en el 2004 editaron Funeral, su primer álbum y se ganaron el reconocimiento de propios y extraños. Y es que, para muchos, su debut fue el disco más valioso de aquel año, y hablamos de un año en que debutaron bandas como The Killers, TV on the Radio y el mismo año en que artistas consolidados como Björk y Green Day lanzaron discos.

A título personal puedo decir que el Funeral es uno de mis discos favoritos, marca de forma clara la línea que la banda pretendía seguir, un concepto fresco, ávido de experimentar y de destacar en una escena donde el indie poco a poco tomaba fuerza. Fue gracias a éste álbum que el ícono pop David Bowie volteo la mirada hacia los canadienses y los invitó a colaborar a su lado en el especial británico “Fashion Rocks”, un logro que pocas bandas debutantes pueden presumir.

Neon Bible fue el sucesor de Funeral, grabado en un estudio propio, creado en el terreno que solía albergar una granja en su natal Canadá. Para este punto los ojos del mundo estaban expectantes ante lo que Arcade Fire podía hacer, y se preguntaban si esta nueva producción sería igual o mejor que su predecesor, o en el peor de los casos, su debut no había sido más que un golpe de suerte. No fue el caso, para muchos Neon Bible es el disco más sólido de la agrupación, figurando en los primeros lugares de las listas de popularidad. Para este punto quedaba claro que si bien la suerte estaba del lado de los canadienses, su éxito no era meramente eso. Gracias a éste álbum la banda se embarcó en una gira internacional con 122 presentaciones, en casi 20 países. Arcade Fire ya era un fenómeno.

The Suburbs, su tercer placa, logró lo inimaginable, no sólo debutó en el top de las listas de popularidad, marcó un cambio en la estética sonora de la banda, no uno drástico, pero si perfilaba un sonido más maduro. A su vez, el grupo mostró su interés en desarrollar una personalidad experimental, no sólo en el ámbito musical si no también en el audiovisual, realizando apuestas en la parte visual, con videos interactivos y un cortometraje titulado Scenes from the Suburbs dirigido por Spike Jonez, que debutó en el festival internacional de Berlin, comenzaban a volverse un grupo conceptual. Pero el logro primordial de éste álbum fue que los hizo merecedores del premio al Álbum del Año en la ceremonia número 53 de los premios Grammy, un gran logro para un grupo considerado independiente.

En el 2013 lanzaron Reflektor, un disco que cambió de manera drástica el sonido al que la agrupación nos tenía acostumbrados, y que retomó esa teatralidad con la que comenzaban a experimentar en The Suburbs. Fue co-producido por James Murphy de LCD Soundsystem y se nota claramente su influencia en el nuevo sonido de la banda. El disco cuenta con la colaboración de David Bowie, quien los acompaña en los coros del tema Reflektor. Para este punto la banda no tiene nada que probarle a nadie, sino a si mismos, una vez que salieron de su zona de comfort con el álbum anterior, se dejaron llevar en esa vorágine sonora y rompieron los límites autoimpuestos para dejarse crear algo más allá de un mero álbum de indie, como muchos otros que había en el mercado.

Finalmente en el 2017, uno de los discos más esperados fue Everything Now, su quinta placa, misma que presentaron con un show sorpresa afuera del museo Louvre en París. No es fácil decir que eres un grupo consolidado con tan sólo cinco discos a tus espaldas, sin embargo, cuando cuentas con la determinación de estos canadienses, que desde su primera placa marcaron una vara muy alta, no había marcha atrás. Cada disco marca un riesgo, un dejarlo todo en el proceso creativo para competir, no contra otros grupos o artistas, sino contra ellos mismos y contra los estándares que ellos mismos impusieron y que muchas otras bandas han buscado alcanzar.

Consulta toda la información de la próxima visita de Arcade Fire a Guadalajara AQUÍ.

Like this Article? Share it!

About The Author

Editor de Música en Kä Volta - Fotógrafo de conciertos - Música, ciencia ficción y cultura pop www.noeblanco.photography