Cinco cosas que quizá no sabías del Pan de Muerto

Published On noviembre 2, 2017 | By Kä Volta: Redacción | Cultura

Una de nuestras festividades más llenas de color, de misticismo, risas, bromas, comida, y hasta miedo, es el Día de Muertos

Por: Miguel Ramirez
Fotografías: Culinaria Estudio Panadero

Esta festividad está compuesta por varias tradiciones diferentes: visitar las tumbas de familiares en el panteón, hacer un altar para ellos, comprar flores de cempasúchil, salir a la calle disfrazados de catrina, preparar alimentos como el mole y, por supuesto, el famoso pan de muertos, del que hoy te contamos cinco cosas que quizá no sabías:

El origen

Todo comenzó con los rituales de los pueblos prehispánicos mexicanos que hacía por medio de sacrificios humanos. Con la llegada de los españoles a América dichas ofrendas fueron cambiadas por un pan rojo en forma de corazón.

El sabor

Con los años se le fueron añadiendo sabores al pan, que recordaban la ofrenda precolombina; por ejemplo, el sabor a naranja sustituía a la flor de azahar, cuyo aroma se relacionaba antiguamente con la idea del inframundo y los muertos.

La forma actual

Para eliminar (sustituir) las tradiciones paganas los conquistadores decidieron convertir el pan rojo, que tenía la forma de corazón, en un pan en forma de cráneo con huesos.

¿Por qué es dulce?

Para curar la amargura de la pérdida de un ser querido. En épocas más recientes se convirtió en un producto dulce y forma parte del tradicional altar de muertos.

No olvides que esta noche es la noche de tomar chocolate, champurrado o café de olla, con una deliciosa pieza de pan de muerto.

Las calorías

Por cada 100 gramos de pan de muerto hay 198 calorías, de las cuales 25 por ciento es grasa y 64 por ciento es carbohidratos. En promedio un pan de muerto pesa entre 250 y 300 gramos.

Like this Article? Share it!

About The Author