Lacrimosa, el reencuentro con el pasado

Published On diciembre 8, 2017 | By Adolfo Bedoy | Conciertos, Featuring, Música

El pasado  7 de diciembre estuvimos en un evento que reunió varios elementos de gran necesidad en la música actual. Una propuesta propia, original e interesante, un lugar propio para el evento, un juego de luces inteligentemente usado, y un público que desbordó toda la pasión y entrega que vez con vez derraman sobre su artista favorito, Tilo Wolff. Lacrimosa vino a presentarnos su más reciente tour, Testimonium, y llegó no sólo con la novedad de sus nuevas melodías, sino con clásicos favoritos de todos.

Por Adolfo Bedoy, fotografías de Alejandro Becerra Monroy para Kä Volta

Como ya mencionamos antes, la pasión, cariño, entrega y demás sentimientos nobles se hicieron presentes. La mayoría del espectador busca la manera de mostrar su sentir hacia el proyecto,  desde pancartas, playeras, posters, y demás muestras de admiración y cariño,  por nombrar algunos. Ninguno de ellos espera el momento para expresar lo mucho que esperaba dicho día. Se nota el nerviosismo y emoción a la entrada del recinto, mientras ellos platican, se animan y se preparan para una velada memorable.

Arrancamos con un detalle importante que pocas veces tenemos, y menos logramos agradecer: puntualidad. Hay que agradecerla a la banda que el concierto arrancó en punto de las 9 pm situación que muestra el gran profesionalismo y calidad de buenos representantes artísticos. Ojo para las demás bandas, se puede aprender algo de ahí. De este modo, Lacrimosa hizo el honor de
engalanar el gran Teatro Diana, llenando de melodías, cánticos y coros que se convirtieron en una especie de diálogo entre banda y audiencia, y así, crear un momento de honesta complicidad y goce por ambos lados. Público y artista creador.

A través del casi 2 horas de show, pudimos deleitarnos con piezas de diferentes álbumes y tiempos, un viaje de nostalgia y gritos en todo momento. Cabe destacar el casi lleno total del
lugar, cosa digna de resaltar en un público tan “particular” como el tapatío y nuevamente se le agradece a la banda y llenarnos de alegría mientras canción a canción, el regalo del que fuimos parte se nos otorgaba. Algarabía y felicidad a mi alrededor. El objetivo había sido cumplido.

Así, en resumen, nos presentaron un alto show en cuanto a la calidad del mismo. Tanto en el terreno musical, y de logística (gracias a la gente de ACK Promote). Otro punto a destacar fue la entrega brindada por su gente, los fans, ésos mismos que cuando se presenta la oportunidad, apoyan porque de corazón desean ver a su preciado cantante y tecladista. El mejor regalo que un artista puede pedir en esta realidad. Cambio y fuera.

GALERÍA

Like this Article? Share it!

About The Author

Amo la música... El único material del universo realmente confiable y sorprendente...