El Muertho de Tijuana, espectro de sombras y diversión

Published On enero 17, 2018 | By Chava González | Conciertos, Featuring, Música

Quien hace unos años inició apareció en un video cómico-oscuro, se convirtió en el protagonista de uno de los proyectos alternativos más atípicos, chuscos e interesantes en el país. Balthazar Ramos, un sujeto que se postraba frente al aeropuerto de Tijuana y pasaba con una calabaza para colectar dinero, ahora es un fenómeno musical conocido como El Muertho

Texto: Salvador González
Fotografías: Alejandro Becerra

Creador también de su propia “evangelización”, que establece como mayoría de edad los 12 años y en la que son bienvenidas personas de todo tipo de preferencia sexual, El Muertho de Tijuana se ganó el apodo de Padre Santo.

Su proyecto pasó de ser cómico y alternativo a simplemente interesante. Con un teclado de bajo presupuesto que ejecuta notas musicaleselectro pop que acompañan a letras oscuras y atípicas, El Muertho se presentó el pasado sábado 13 de enero en el Foro Independencia.

Con dos agrupaciones teloneras de la misma confección de nuestro estelar amigo, desde poco antes de las 21:00 horas comenzaba la acción. Fue Gant quien ejecutó su música con muy poca gente en el foro. Aunque su propuesta resultaba interesante dieron pie a los segundos, una banda que convocó a más público presente.

Las Putas era el nombre de la agrupación, que causó gran empatía; algunos de los asistentes incluso gritaban frases como: “saquen las putas” o porras que anunciaban “putas, putas putas”. Esto provocó que la banda se sintiera bien recibida. Tras poco más de 30 minutos de música por parte de esta agrupación, el “Padre Santo” estaba listo para salir.

El foro estaba casi repleto, con unos pequeños espacios para comprar una cerveza o correr al baño, cuando comenzaron a sonar los beats singulares, polifónicos, mismos con los que se dio la bienvenida al excéntrico personaje.

Balthazar Ramos, El Muerto de TJ, apareció en escena postrado para dar un gran espectáculo alterno, pues en esta ocasión un percusionista lo acompañaba en su oscura velada.

Algunos gritos de broma por parte de sus seguidores gritándole “¡anciano!”, “¡dale, viejito!” y otras impropiedades más, El Muertho sonreía y gozaba en cada momento el paso a sus seguidores. La tónica que siguió como costumbre de nuestro reconocido personaje fue la desnudez.

Bajo la gabardina que cargaba este frontman, una capa de lencería cubría la piel que en alguno de los momentos dejó ver su lado más oscuro, el poco pudor que tenía desapareció cuando mostró sus genitales sin preocupación.

Para muchos podrá parecer una broma, para otros un proyecto musical por demás excéntrico; sin embargo, El Muertho deja en claro que no se trata de un one hit wonder y que planea continuar su camino a través de la oscuridad.

GALERÍA

Like this Article? Share it!

About The Author

Comunicólogo, apasionado de la música y los deportes, comunicador autónomo y en ocasiones poco ético. "El único objetivo de mis notas es que las interpretes según tu propia perspectiva".