Un cigarro después del sexo…

Published On enero 29, 2018 | By Kä Volta: Redacción | Conciertos, Featuring, Música

Las luces se apagaron. El reloj marcaba las 21:30hrs y al fondo del escenario, una proyección arrojaba imágenes en blanco y negro. Los gritos y silbidos no tardaron en aparecer. La gente que había acudido desde temprano para abarrotar el tan siempre caluroso C3 Stage estaba ansiosa por escuchar a la banda texana Cigarettes After Sex, que llegaron por primera vez a nuestra ciudad presentando su disco homónimo.

Por Carlos Rojo. Fotografías de Noé Blanco para Kä Volta

Un minuto más tarde, fueron apareciendo en el escenario Jacob Tomsky,  Randall Miller, Phillip Tubbs y por último Greg González para tomar posesión de sus instrumentos y, sin mucho preámbulo, arrojaron el primer acorde de “Sweet”,  la sexta pieza de su primer LP.

Poco a poco González y su voz andrógina se fueron apoderando del foro. No había una gran producción, no era necesaria, en cada palabra, a cada acorde, éste perfecto y melódico medio tono iba susurrando al oído a cada uno de los presentes. Claramente se observaba como iba penetrando en cada rincón para transportarnos a un estado de somnolencia casi entumecedora, un estado de éxtasis y placer, como si te fumaras…

No bastó mucho para que la gente aflojara el cuerpo. A la distancia se percibían los agudos rasgueos de la guitarra mientras Greg murmuraba “I was meant to love you”… Minutos más tarde un martilleo justo y preciso en la batería anunciaba “Affection” uno de los momentos cúspides de la noche.

La banda no se guardó nada y por más de una hora entregó todo su material. Pudimos escuchar temas de su más reciente producción como “K”, “Each time you fall in love”, “Apocalypse”, “Opera House”, “Sunsetz”,  además de las piezas de su primer EP del 2012 como “Nothing´s Gonna Hurt You Baby”, “I´m a Firefighter” y ”Dreaming of you”.

Fue bastante grato el poder observar la capacidad interpretativa de la banda y sobre todo, como lograron cautivar los ánimos del público, a pesar de que su música aparenta no tener muchas complejidades técnicas, ya que mantienen una misma línea sin muchos sobresaltos y en momentos parece que todo su repertorio es una sola canción interpretada una y otra vez. Sin embargo no se trata de un despliegue de virtuosismo, sino de una conexión entre la agrupación y la audiencia, a media luz, como si se tratara de un encuentro íntimo.

Empieza bien el año en términos de música para la gente de Guadalajara y una vez más, un acierto para el equipo de ACK Promote y C3 Stage al traer este tipo de conciertos, que sin duda será de lo mejor en el 2018.

GALERIA

Like this Article? Share it!

About The Author