El punk no se hace Viejo, si no más sabio

Published On julio 9, 2018 | By Kä Volta: Redacción | Conciertos, Música

Se pensaría que dentro del punk rock estilo californiano ya no hay espacio para superar a los grandes clásicos de la escena y mucho menos en nuestro país, pero estar casado con esta idea, sería tener una mente muy cerrada.

Texto e imágenes por Alejandro Becerra Monroy.

Mito que bandas nacionales como el dueto Los Viejos, llegan a romper de manera contundente y tenerlos de nuevo ahora en el Foro Independencia el pasado 7 de julio de 2018, fue todo un goce para todos los fanáticos del punk rock rápido y crudo.

Si los cálculos no fallan, esta es la cuarta vez que nos visitan, siendo sus presentaciones en el bar La Kalaka (ya extinta pero bien amada por los tapatíos. Un minuto de silencio en su honor); de las mejores que hubo en Guadalajara.  Esas ocasiones eran caos como pocos, dignas de un show punk de calidad; donde todo el mundo se vuelve chango al ritmo de Los Viejos y el slam se baila como la biblia punk lo marca.

Desde el comienzo de la noche, ya se podía sentir en el aire la apaciguada emoción y excitación por ver a ese par de viejos decrépitos, en el que ellos eran los estelares pero acompañados del talento nacional de Nacional de la Muerte, Chivo Negro, Hender, Dios Perro y Annapura. Esta última cancelando por causas de fuerza mayor su aparición, lo cual fue una lástima; ya que es una banda que también no tiene pierde.

Los Viejos, conformado por Jacobo (guitarrista) y Eustaquio (baterista); simple y sencillamente fueron un puñetazo de punk rock, trash y grind lleno guitarrazos crudos y estruendosos, complementados por una batería imponente y recalcitrante que no da tregua alguna. Remarcando su estilo con letras duras y directas en comentarios ácidos hacia la vejez, caracterizados por sus máscaras de viejos decrépitos y descarnados. Ha decir verdad, no se esperaba menos de ellos.

Como cuando la válvula de una olla de vapor no soporta más la presión y está a punto de estallar; el público los vitoreo y aclamo como si no hubiera mañana; liberando de manera imperiosa su necesidad de cantar, hacer slam y aclamar todas y cada una de las canciones que Los Viejos, nos ofrecieron. Su setlist fue una mezcla de balanceada de sus dos LP’s Quebrantahuesos(2012) y Sociedad del Miedo (2016) y singles que sacaron en los comienzos de su carrera musical. Tocando Infección Urinaria, Caderas Punk, La fábula de Jacobo y Eustaquio, Sociedad del Miedo, Amnesia en el Estado y otras más.

Las bandas que antecedieron a Los Viejos, son una gran muestra de que ya punk, hardcore y rock nacional en sí, ya han obtenido un gran nivel tanto musical como de ejecución, captando la atención del público tempranero. Teniendo del lado hardcore punk a Hender y Dios Perro; stoner rock con Chivo Negro (banda que ha cobrado muchos seguidores) y el rock clásico al estilo Johnny Cash con Nacional de la Muerte. La verdad que si se sintió el hueco de que no estuvo Annapura, ya que Los Viejos y ellos, juntos son más que brutales.

Este concierto fue una gran muestra de que nuestra escena nacional hardcore punk, no ha muerto y que su esencia sigue viva al pasar las generaciones, espíritu que se debe de mantener ardiendo.

GALERÍA

Like this Article? Share it!

About The Author