¡Dona Sangre!

Published On febrero 18, 2019 | By Ana Volta | Lunes, ¡en tacones!

No pensaba escribir sobre donar sangre. Es más, no pensaba siquiera comentarlo en mis redes sociales. No quería alardear una actividad con la que ayudaba a alguien más, pero cuando leí la hoja de conocimiento del uso de mis sangre y lo que significa donar, mi idea cambió

Donar sangre no es algo común. Por lo menos no es un objetivo en las listas de vida como está anotado “plantar un árbol.” La mayoría de las donaciones se hacen con sentido de urgencia. Algún familiar está en peligro o requiere de la sangre y sus derivados para una operación. De allí en fuera son pocas las veces que pensamos en ello, o lo dejamos para algún día.

Para mí ese algún día no había llegado. Aun cuando con frecuencia en redes sociales veía publicadas solicitudes. Lamentablemente a veces no reunía los requisitos y muchas más no tenía la disposición. Hace unos días una amiga que aprecio mucho me compartió una de estas publicaciones. Su madre necesitaba sangre. Hice un análisis mental y me di cuenta que esta era una forma de dar amor. Así que cancelé algunas cosas que tenía en agenda y me dispuse a ir.

Donar sangre no es sencillo

Parte desde un examen propio de cómo te encuentras. Debes pensar si todo en ti está bien, basado en los lineamientos: no tatuajes recientes, no haber consumido medicamentos, drogas o alcohol, no estar enfermo, no más de una pareja sexual, etc. Además hay que someterse a una restricción alimenticia por lo menos 24 horas antes, así tu sangre estará limpia. Dependiendo de lo concurrido del banco de sangre que te toque, es posible que tengas que ir a hacer fila a altas horas de la madrugada. En mi caso tenía que estar a las 4:00 am para tener uno de los primeros turnos y desocuparme temprano.

El protocolo una vez allí consiste en seguir escudriñando en tu salud. Tus hábitos y actividades pueden cambiarlo todo. Te lo preguntan y debes contestar honestamente, pero aun así se aseguran de que digas la verdad a través de un análisis de sangre y una revisión física. Se buscan personas sanas porque donar sangre es equivalente a donar cualquier otro tejido u órgano, salvo que este es de los únicos junto al de médula ósea que pueden donarse más de una vez, y el cuerpo las remplaza luego de la donación.

¿Y los donadores?

Estando sentada en la sala de espera del banco de sangre, noté que después de la limitada disposición de las personas, los primeros filtros, la gente que desistió estando allí aun cuando se levantó tan temprano y las personas descartadas tras el análisis y revisión física, quedarían poco menos de la mitad de los que asistieron esa mañana. Todos asignados ya a un paciente-familiar o amigo en particular. Puedo asegurar que ninguno lo hizo de manera altruista porque pregunté y me informaron que los protocolos son diferentes. Y hasta a la doctora se le hizo rara mi pregunta.

Me imaginé entonces todo tipo de escenarios. ¿Qué pasa con quienes no tienen familiares? ¿y cuándo no hay sangre de tu tipo en el banco? ¿o no encuentras personas con tu tipo de sangre? ¿y las plaquetas? ¿y los glóbulos? Al leer la carta de consentimiento del uso de la sangre y sus derivados, y cómo donar podría cambiar la vida de alguien me di cuenta que era un tema a conversar. Así que decidí compartirlo en este «Lunes, ¡en tacones!».

¡Dona sangre, dona amor!

Aunque puede sonar cómo un procedimiento engorroso, donar sangre es donar amor, y como lo decía alguna campaña por allí es donar vida. Es darle algo de ti a alguien más, familiar o no. Que se renueva, y con esto tu cuerpo se reconstituye, así que es beneficioso también para el donante por que se crea nueva sangre y nuevas células.

La donación altruista es un acto de desprendimiento que podemos hacer mínimo una vez al año y que quizá ahora ayuda a alguien más, pero alguna vez podría ayudarte a ti o a alguien que conoces. Te invito a que si ves uno de esos post en redes sociales, y reúnes los requisitos te animes a donar sangre solo por que si.

¿Alguna vez has donado sangre? ¿Has necesitado sangre? Conversemos de esto en Instagram, Twitter o Facebook. #DarAmor @anavolta


Decidí ilustrar la bolsa de sangre por que es impactante estar en la sala de sangrado, viendo cómo se llenan los 450ml lentamente.

Like this Article? Share it!

About The Author

La gente me conoce por mi a.k.a. Ana Volta, editora en jefe de Kä Volta, estudié Licenciatura en Diseño Gráfico, y me he especializado en algunas cosas (muy variadas), entre ellas Diseño Web, Desarrollo de Aplicaciones Móviles (oh si… ), y por otro lado Dirección de Arte para Fotografía de Moda, así como publicidad y comunicación de Moda. #cholofriendly #MondayOnHeels #NappyMealTime #NappyGirl