Más vale gorda que de risa, que flaca que de lástima.

Published On octubre 15, 2015 | By Karla López Rubio | La Cereza Del Pastel

desconocido

Esta frase la tengo tan presente, era la típica respuesta que daban los gorditos en la escuela cuando alguien se burlaba de ellos; No era padre que se burlaran, en sí no está chido que alguien se burle por aspectos físicos de alguna otra persona,y es aquí donde toma sentido mi tema de gordos y flacos.

El otro día vi dos post en Facebook, una era una foto de una blogger famosa y la otra de una chava con sobrepeso que hacia yoga sin problemas, o sea súper flexible. Como curiosa que soy, aparte que me da una idea de la vox populi, en ambas publicaciones me fui a los comentarios.

12167053_10153871727900934_1301050512_n

Publicación de la blogger famosilla.

La chava (Chiara Ferragni) en la foto estaba más delgada que otras veces, no se ve anorexica, pero sí muy delgada. Los comentarios a su aspecto físico fueron demasiados, entre estos comentarios había personas que le cuestionaban que por que estaba tan delgada, otras que la dejarían de seguir por que era un mal ejemplo para ellas y para sus hijas; que como era posible que por estar a la moda haya dejado de comer, en otras palabras se la comieron viva. Y la verdad no sé si tenga problemas alimenticios pero sí se nota que ha bajado de peso.

12167078_10153871734035934_1901551026_n

Publicación de la chava con sobrepeso que hace yoga

Esta foto la vi días después de la blogger, para mi sorpresa la foto (en realidad es una serie de fotos de la chava en poses de yoga) tuvo un revuelo en las redes muy favorable, los comentarios decían que era un ejemplo de no tener complejos y que no había por qué avergonzarse del tipo de cuerpo que tuviésemos; que era aplaudible la valentía de ella para mostrar su cuerpo y que no le limitara hacer lo que muchos creen imposible hacer con sobrepeso. Al igual que la otra, no sé como sea su alimentación y eso no importa por que no es en lo que me enfocaré en este texto.

Al ver las diferentes reacciones de las personas en las redes sociales (y también lo oigo en conversaciones) fue que me generó ruido mental ambas posturas. Por un lado muy a favor de no tener complejos, pero solo si eres gordo, y por el otro lado si eres flaco este juicio no se aplica ¿porqué? No sé, tampoco sé que tipo de congruencia, ni que fregados parámetros la gente toma para ser tan ambivalente.

Lo que me queda claro es que tanto la anorexia como el sobrepeso son problemas alimenticios y que quienes lo padecen no son un ejemplo a seguir, y tampoco hay que satanizarlos por tenerlos. Los dos padecimientos tienen su conexión en el amor a la comid – no me meteré tan a fondo en cuestiones psicológicas por que todos saldríamos raspados –, y en algún punto unos renuncian a la comida y a su salud por cuidar la figura y otros renuncian a su salud y estar delgados por no poder dejar de comer. Quien padece de anorexia tiende a controlar y el que sufre sobrepeso no se sabe controlar. Es una cuestión muy compleja, sin embargo la raíz es la misma. El como nos relacionamos con la comida mucho tiene que ver en como tomamos la vida y como nos nutrimos de ella.

Entonces ¿porque las diferente reacciones ante la gordura y la delgadez? Con esta columna no pretendía llegar a una solución, ni siquiera a una opinión, quizá hacer el planteamiento de un problema y cuestionar estos comportamientos sociales, que los veo muy a menudo en un sin fin de temas que nada tienen que ver con la comida (ya los iré posteando a su debido tiempo).

No hay nada de malo en cuidar la figura, ni en comer, pero bajo ninguna circunstancia la condescendencia ni el rechazo a estos trastornos alimenticios ayudará a que nos enfoquemos a lo que realmente importa en temas de nutrición, ya bastante desinformación tenemos con tanta información como para nosotros ayudar a que se deforme más lo que es saludable o no.

Like this Article? Share it!

About The Author

Mis papás me llamaron Karla pero mis amigos me llaman Cherry. Soy una tuti fruti, dicho formalmente Lic. En ciencias y técnicas de la comunicación. Tengo mucho soul norteño, un toque de gitana y sangre jalisciense. Me considero creativa, ya que no soy ni artista plástica, ni fotógrafa, ni maestra, ni músico, ni cocinera, ni muchas cosas sin embargo me gusta pintar, fotografiar, enseñar y hacer musiquita y miles de cosas más cuando estoy en el mood de hacer lo que quiero. Solo soy lo que en el momento se me antoja ser y hacer.