El Ópalo Mexicano

Published On Enero 31, 2017 | By Ana Volta | Moda

Una piedra preciosa que ha pasado desapercibida en los últimos años, y que poco a poco ha vuelto a cobrar importancia en el terreno de la joyería mexicana es el ópalo.

Es una roca compuesta de dióxido de silicio, como el cuarzo pero su principal característica es su iridiscencia, lo que hace que de acuerdo al ángulo desde el que se observa el tono de la luz varíe. Al estar compuesto de silicio, contiene una gran cantidad de humedad, por lo que hay que hidratarlo para evitar que se astille o se agriete. Incluso hay una variedad de Etiopía que cambia de color al ser sumergido en agua.

Existe una lista bastante grande de tipos que podemos distinguir por su variedad de colores: púrpura, rojo, naranja, amarillo, verde, verde con azul y blanco; por la pureza de sus cristales, la transparencia que tengan, su irradiación, la forma y el tamaño.

El ópalo mexicano.

La extracción y el uso del ópalo para la joyería en México existe desde tiempos prehispánico, y aunque el jade, la plata, el oro y la grana cochinilla fueron las principales riquezas también este mineral fue explotado. Fueron utilizados por los aztecas para elaborar objetos ornamentales y ceremoniales, ellos lo llamaban vitzitziltecpal o “piedra colibrí”, por el parecido de la gema con el plumaje de esta ave. Ellos creían tenía propiedades, se le consideraba la piedra de la sabiduría.

Uno de los más conocidos de esta época se llama “Dios del Sol Azteca”, y se dice que fue hallado en un templo en el siglo XVI, en 1881 fue vendido al Museo de Historia Natural de Chicago, ahora parte de la colección de gemas Tiffany.

Actualmente lo encontramos en México principalmente en regiones como Querétaro, Nayarit, Guanajuato, y Jalisco, que son tierras con actividad volcánica y termal.

Cómo se obtiene.

Obtenerlo no es una tarea sencilla, se tiene que buscar dentro de la cantera, y hay que tener suerte porque a veces las burbujas que se encuentran son tan pequeñas que su explotación no es comercialmente viable. Es por eso que en el mercado mexicano, encuentras pequeñas piezas de cantera pulida con apenas pequeñas cantidades.

Por otro lado eso hace que no existan dos ópalos iguales, ni en forma ni en características. Cada mina es diferente y solo un experto puede reconocer hasta en un 70% de que mina son.

Sobre el ópalo como pieza de joyería.

La calidad y características del ópalo Mexicano es a diferencia de otros, más rico en su gama de colores, ya que los podemos encontrar en casi todos: Rojo sangre de pichón, Rojo fuego, Rojo lluvia, Azul pavo, Azul lluvia, Verde Esmeralda y en especial el El Negro ó Azabache, que es el más raro por su color (que en teoría ya no se encuentra desde hace muchos años).

Para distinguir un ópalo de baja calidad de uno supremo debemos considerar sus características: color, forma, transparencia, la luz que irradia, por supuesto el tamaño y una de las características más importantes no debe estar fracturado. Esa es la principal diferencia entre un que compras como recuerdo (que puede costar como $30.00 pesos) y otro que es joyería fina.

Hasta que se le quita el exceso de cantera es que se conoce su tamaño real, y por lo regular se conservan en su forma natural. Se pueden facetar, pero se corre el riesgo de que se astille y se eche a perder, así que por lo regular se montan o se recubren de algún metal precioso para evitar futuros daños o golpes.

Lamentablemente en nuestro país aún no existe un mercado para el ópalo, la gente no lo conoce, ni conoce su valor, a diferencia del público europeo.

En Jalisco el principal lugar para comprar u obtener ópalo es Magdalena, Jalisco, donde se explotan las minas desde hace muchísimos años, y donde encontrarás una gran variedad de ellos. Te recomendamos buscar algunas de las más antiguas casas como Ópalos de México que además ofrecen viajes para conocer las minas. http://www.opalosdemexico.com.mx/

Like this Article? Share it!

About The Author

La gente me conoce por mi a.k.a. Ana Volta, editora en jefe de Kä Volta, estudié Licenciatura en Diseño Gráfico, y me he especializado en algunas cosas (muy variadas), entre ellas Diseño Web, Desarrollo de Aplicaciones Móviles (oh si… ), y por otro lado Dirección de Arte para Fotografía de Moda, así como publicidad y comunicación de Moda. #cholofriendly #MondayOnHeels #NappyMealTime #NappyGirl